LA VIUDA DEL MARINERO

EN EL PUEBLO DE FEMES LA SRA. MEDINA ME CONTÓ UNA HERMOSA HISTORIA DE AMOR. HABLÓ DE LA PESADUMBRE QUE SENTÍA POR LA PÉRDIDA DE SU MARIDO; UN MARINERO DE PLAYA BLANCA QUE, ENTRE EMBARQUE Y EMBARQUE, LE TRAÍA CONCHAS DE LAS ORILLAS QUE VISITABA COMO MUESTRA DE SU PASIÓN POR ELLA.
LA VIUDA DEL MARINERO SONREÍA MIENTRAS RELATABA SU VIDA MEDIANTE ANÉCDOTAS.
Son muchas las cosas que aún debo hacer: acabar de matar la memoria, procurar que mi alma se vuelva de piedra, y aprender de nuevo a vivir. Anna Ajmátova