NOTA LITERARIA - vale la pena leerlo

MUY RECOMENDABLE

Cosme Orta Galindo
columnista en el Diario de Avisos fallecido en trágico accidente de carretera.
libro póstumo - Islas Salvajes - compendio de crónicas periodísticas de este gran escritor.
blog:
http://islasalvajes.blogspot.com/2008/06/el-libro-de-cosme-orta-rene-ms-de-tres.html

Hoy me siento más yanqui que nunca. Hoy el actual presidente de EEUU ha verbalizado de forma majestuosa un discurso sin precedentes. Ha asegurado la retirada de Irak; ha dejado en libertad a presos de Guantánamo, ha puesto en su sitio a los especuladores inmobiliarios… Hoy soy más Betty Davies que nunca.

Y Obama, este hombre mezcla Lincoln, Kennedy y Martin Luther King, ha dicho: "Nos recuperaremos y Estados Unidos emergerá con más fuerza que antes".

Amén

Desde Proa

Costas conejeras:
Inmensidad de playas de fina arena dorada que bordean con sutileza hasta el horizonte, rellenando de aguas cristalinas las orillas.
Mareas turquesas, celestes, limpias y refrescantes, con su suave espuma blanca en continuo vaivén.
Una perfecta combinación entre tranquilos recodos volcánicos de paz azul y el poderoso batir de las olas contra los acantilados, que se elevan desde el fondo del océano como buscando mostrar al mundo su magnificencia.




















































































































































































Requiescat in pace... Mundo
Aprovechando que la marea se queda plana y aunque el gobierno central y autonómico hablen de control de los cayucos y reducción de recaladas, en breve veremos navegar a los africanos hacia a nuestras costas con la legítima y sana intención de sobrevivir en Canarias - el supuesto primer mundo.
El sentir del pueblo canario de nuevo se sumirá en la impotencia, la pesadumbre, la rabia, el malestar. Sentimientos que son resultado de una realidad que se ha instaurado en nuestras vidas como habitual.
Esperaremos nuevas cifras de ahogados. Pobres diablos arrojados a las olas como muñecos de trapo inservibles. Su único error: intentar subsistir en un mundo que los recibió de forma cruel.

África. Un territorio geográfico rico hasta lo inexpresable. Una tierra expoliada por manos avaras que con sus actos han brindado una defunción temprana a países que serían hoy de primer orden, sin la intromisión de los cicateros.
Hace pocos días oí en la radio al presidente de la comunidad cántabra comentando sobre la situación económica mundial; analizando el despilfarro que Bush, antiguo presidente de los Estados Unido, había llevado a cabo con su invasión a Irak. Este esperpento que, gracias al Altísimo y al hawaiano-keniata-americano Obama, ya no volverá a desvariar dirigiendo su país hacia el estancamiento más grande de la historia americana, habría mal invertido hasta unos tres billones de euros en esa fatal carnicería en busca de armas de destrucción masiva que jamás aparecieron. Tres billones de euros que hubiesen revitalizado el motor económico de Estados Unidos evitando el efecto dominó que originó la crisis mundial a la que han arrastrado al resto de los países. Ese individuo, cowboy analfabeto ex alcohólico, tuvo la osadía de asesinar a miles de árabes, enviar a una muerte segura a otros tantos americanos que, en pro de un patriotismo ejemplarizante, han dejado viudas y huérfanos. Un presidente que ha plasmado como huella de su mandato el cinismo y la estupidez supina. Tres billones de euros que hubiesen acabado con el hambre en todos los países de este decadente planeta Tierra. Una lacra que lleva asesinando familias enteras desde hace décadas. Una necesidad que dirige al pueblo africano hacia la muerte cada semana. Una miseria que se clava en nuestro interior desgarrando para hacernos sentir mezquinos con nuestros vecinos del continente africano. Cada barcaza nos trae lágrimas. Nos acerca un poco más a la pena. Al desaliento.
Y se quejan los poderes políticos porque hay crisis. Nos amedrantan a diario con futuros despidos. Nos coaccionan y nos quitan el sueño con intereses bancarios inaceptables.
En definitiva, los poderosos siguen en su línea rebajando importancia a lo que realmente la tiene: búsqueda inmediata de soluciones para temas realmente significativos, como es el caso del éxodo de los hambrientos.
Muertos. Madres que embarcan a sus hijos en busca de una sociedad mejor, más justa, más libre, más digna. En busca de pan.

Con el ánimo herido siempre por este drama reclamo equilibrio y justicia.
Y grito a quien quiera oírme: ¡No más féretros – cayucos surcando nuestras costas!

SIN CAMBIOS





Hace unos días comenté a un buen amigo que no soy partidaria de los cambios cuando las cosas están bien. Quizás sea de esas personas que prefieren acomodarse a una buena rutina sin esperar que grandes acontecimientos revolucionen mi vida, otorgándole un sentido diferente al que tienen. No soy tampoco demasiado aficionada a modas ni a las revoluciones, sean del tipo que sean. Cuando se siente la vida desde el prisma de la felicidad en pequeñas dosis, no se mantiene uno a la expectativa.
Si no se espera nada, nada habrá que reprochar.
Este es otro dicho que últimamente me entregaron como un regalo y que se ha instalado en mí, para hacerme sentir muchísimo mejor que antes. Tal si fuera una de las piedras que forman la estructura de esas antiguas iglesias románicas o de aquellas de las murallas de cualquier ciudad del Medievo, lo que se ha creado con sólidos y estables cimientos perdura en el tiempo para dar su utilidad innata. Al igual que las buenas composiciones musicales, sea cual sea el momento histórico de su creación, el pasar de los años sólo hace afianzarlas más como pilares de lo que debe quedar eternamente.
Lo que ya es bueno no debe tocarse.Lo que se nos presenta agradable no tiene porque ser exótico, ni lo que llega de forma espontánea pero relajada, tiene que transformarse en convulso. Cada momento vital tiene acontecimientos que se graban dando más o menos sentido a la historia de nuestras vidas. Se acostumbra a pensar que la madurez ayuda a formar y que los años se acompañan de una sensatez que no aparece en edad temprana. Sin embargo, hay jóvenes a los que se les compara con viejos por su estilo comedido y otros a los que, entrados ya en edad se les iguala con adolescentes, por insensatos y díscolos. Cada cual es de una manera y, de forma independiente a la edad que marque la llegada a este mundo, se puede actuar con o sin cabeza no siendo esto reprochable ni aconsejable.
Cada quien que disfrute sus momentos como mejor le venga en gana. Lo importante es, sin duda alguna, intentar estar bien con uno mismo.
Hay quien vive en una continua aventura, disfrutando a su manera cada segundo como si del último aliento se tratase. Hay quienes toman la vida como un viaje a lo desconocido sin paradas ni descansos, en busca de experiencias límites. También los hay quienes prefieren sentirse vivos desmarcándose de las normas en un afán de enseñar su particular visión de lo correcto y lo incorrecto. Y gracias a este semillero de individuos se han descubierto tierras nuevas, avanzado en las tecnologías, desarrollado en investigaciones y buscado soluciones. En definitiva, se ha constituido nuestro género tal y como es.
Pero yo prefiero ser del otro tipo. De las que se decantan por releer lo que se ha escrito bien. De las que se sientan a escuchar lo que se ha creado por grandes compositores. Soy de las que se plantan delante de una fachada de dos siglos que aún conserva su belleza para exprimir con una cámara la esencia que destila sus paredes. De las que atrapan mediante una tarjeta de memoria lo que ya está creado por la mano de lo humano o de lo divino.
Aunque pueda resultar poco trascendental y algo anodina me reitero en lo dicho, prefiero sin cambios disfrutando de mi pedacito de felicidad.

RV: mis últimos escritos sobre amor, educación, verdad, días de lluvia. besos pepa


Es una delicia leer tus escritos!!!!
Me alegro que me los hayas descubierto para leerte mientras tomo el café de la mañana, será un desayuno completo.

Mil gracias otra ves y Felicidades eres una artista completa!!!!
besos Ramona




Fwd: RINCONES : MIS RELATOS

Eres una escritora fantastica suponga ,que estas cansada que te lo digan ,aparte de sincera tienes toda la razon ,no es tan dificil ser persona,tienes unas fotos fantasticas pero falta una ,la tuya . un beso muy fuerte y enorabuena por ser tan ,tan transparente .vanessa la masajista good luck

ENREDOS


Evitar discordias y malos entendidos sería una máxima ideal para convivir inmersos en la felicidad. Concordia, armonía, avenencias mediante el empleo de la palabra y la verdad.
Sin hacer daño al interlocutor o emplear malas mañas pero tratando cualquier asunto con claridad. Exponiendo nuestro malestar en caso de sufrirlo o nuestro dolor, si este sentimiento ha hecho mella en nosotros tras un comportamiento o comentario que nos provoque insatisfacción.

Hay un dicho popular que resume lo expuesto de manera aclaratoria aunque con cierto colorido baladí, como muchas de las expresiones populares:
“Más vale una vez colorado que ciento amarillo”·

Si nos guardamos la ira, nos acoplamos al desasosiego, dejamos que nos invadan los nervios. Si nos asalta la zozobra originada por un elemento externo, no solamente fatigaremos nuestra mente sino que mermaremos el alma.
Todo lo que nos provoca algún sentimiento de negatividad es malo para nuestra energía vital porque va corroyendo desde el interior, destruyendo todo lo encantador que la existencia nos pueda brindar. En esos minutos interminables en que nuestra mente se centra en odiar a algo o a alguien, la belleza rebota como si de una gota de aceite sobre el agua se tratara, impidiendo que se introduzca para atraer la calma.
Mirar de frente y tratar el tema con la mayor claridad posible sin emplear jamás las expresiones grotescas o las gesticulaciones violentas. Informar al oyente de la causa de nuestro disgusto y hacerle partícipe de nuestros sentimientos, buscando una reciprocidad con el fin de lograr que nuestra incomodidad se transforme en placidez.


Cuando la verdad se muestra sin tapujos, sin emplear artificios que entorpezcan su libre caminar, todo lo que ennegrece vuelve a recobrar su natural tonalidad retomándose entonces la perspectiva que jamás se debió perder.


La vida es demasiado breve para obstaculizarla utilizando medias verdades y evitando las soluciones ágiles.


Hacer lo correcto.

Tratar con respecto.

Emplear siempre el “verbo” en busca de arreglos y disfrutar de lo que se nos ha concedido.

En definitiva, actuar conforme a la verdad e intentar ser feliz el mayor tiempo posible dejándonos envolver por las pequeñas delicias de la vida.


Lo dicho, JAMÁS UN ENREDO.


Mpepa

La música de Schubert


La música de Schubert

Cuando asoman nubarrones en el cielo, esos de color grisáceo que parecen mostrar un ánimo tristón, mitad pesadumbre mitad frío, las notas de piano o los acordes de un violín transforman el ambiente convirtiendo el paisaje en pura poesía. Cuando caen lluvias torrenciales de las que amilanan acobardando el alma con su estruendo o, llovizna suave y dócil que asemejan pequeñas rabietas del cielo le explico a mi hijo que los aguaceros surgen porque las nubes lloran para luego dejar paso al sol que, con su calor, les devuelve la felicidad que habían perdido. “Mi cachito de carne”, como llamo habitualmente a mi retoño, pregunta siempre lo mismo con la llegada de chubascos: ¿Y por qué estaban tristes? ¿Por qué lloraban? Y le tengo que explicar que todos lloramos y reímos en determinados momentos del día o de la noche; que no es malo y que tampoco es fantástico. Que a veces se llora de tristeza y otras de felicidad. Que las risas pueden provocarlas instantes alegres o situaciones inesperadas. Que llorar a veces es tan bueno como reír. Que tenemos lágrimas en nuestros ojos que debemos dejar salir porque en caso contrario, nuestro cuerpo se hincharía como un globo lleno de agua y nos iríamos todos hacia el cielo. Una vez allí, seguro que a las nubes no le iba a gustar demasiado que nos sentáramos y paseáramos entre sus cuerpos blancos y esponjosos porque el cielo es del sol, de las nubes, de la luna y las estrellas y cada uno tiene su lugar. Ellos arriba y nosotros aquí debajo. Entonces él me responde: Ahh vale….. Y la pasividad vuelve a su rostro al escuchar las notas del piano que acompaña siempre los paseos lluviosos en mi coche. Schubert - Trío n°2 en mi bemol, Opus 100. Un bellísimo violín y un sonido de piano insistente que balancea junto con las cuerdas para hacernos deslizar por un tobogán de alivio y relajación camino a casa. ¿El Violín llora verdad mamá? – Así es cariño, llora acompañando la lluvia porque se pone triste como ellas. Pero luego será el piano quien le dé un empujoncito y los dos juntos se dejarán caer por el tobogán de la felicidad para jugar al escondite. Y él vuelve a responder: Ahh vale….. Y continuamos en silencio, escuchando esta fabulosa y mágica melodía que nos llevará de vuelta a la calidez y a la hermosura del Flamboyán que crece bajo casa, con sus verdes y delicadas hojas y sus maravillosas flores de color rojo brillante. Perfecta combinación para felicitarme a mí misma, una vez más, por estar viva: Música, Luz y Lluvia. Mpepa

No es tan difícil ser gentil

GENTIL: Dícese de la persona amable, cortés. La Real Academia Española así define un término que debería, bajo sanción por incumplimiento, transmitirse en el ADN, generación tras generación. Ser galante. Tratar con respecto, cortesía, urbanidad. Ser afable. Mantener las formas. Civismo. En definitiva, la buena educación. No creo que cueste tanto tratar a otro con el respeto debido, haciendo la vida mucho más grata a quien nos trata o a quien tiene intención de tratarnos. Eso se define como Ciudadanía. Y no depende del estado de ánimo en que uno se encuentre. No hay días malos o buenos para el que sabe comportarse. No hay variables posibles porque el que respeta a otro no faltará a las formas. ¡Noblesse oblige! – decían en el siglo XVIII de boca del Duque de Levi, escritor francés que hacía referencia a las actuaciones realizadas con honestidad y por valoración propia.
Comprobado está que lo de la genética, aunque sería una solución infalible, no es hoy en día viable. Principalmente porque lo de “ser un animal con ropa” o no serlo, depende del entorno humano en el que uno haya hecho crianza.

Comportarse con educación o ser descortés.

Vivir en comunidad o ser un completo anacoreta. En gran medida creo que esto último depende del interés que uno le ponga. No es condición sine qua non provenir de una casa de escasa formación para ser poco correcto. Desde luego, resulta muchísimo más sencillo comportarse de forma ejemplar cuando desde la cuna le instruyen a uno pero, he podido comprobar que muchos que tuvieron como común denominador la carestía de normas de comportamiento, son hoy ejemplos de refinamiento y buenas maneras. Y eso es digno de alabanzas y de agradecimientos, por el esfuerzo doble que conlleva.
Cruzarse con alguien vulgar y poco dado al buen trato es, en la mayoría de las ocasiones, desagradable además de convertirse en el inicio de una No relación o de una relación escasa, limitada.
Si se informara en los medios, entiéndase por medios: tv, radio y prensa que, tratar con delicadeza tiene como resultado inmediato la Reciprocidad en el ajeno, seguramente todos los que aún desconocen este dato variarían su comportamiento. Esta misma mañana al repostar gasolina, todo lo anteriormente comentado vino a mi cabeza de un solo golpe al escuchar a una joven, miembro de esta tribu de descorteses, pedir al señor de la gasolinera que le pusiera el combustible: SIN PLOMO (hizo pausa para coger aire por el esfuerzo mental realizado....) 30 EUROS (punto final a la compleja configuración gramática). Gritó en la distancia esta corta y ramplona frase mientras caminaba a la oficina de la estación probablemente para pagar con plástico. No fue capaz de dirigirse de frente, mirando a los ojos del interlocutor para expresar su petición.No hubo un: buenos días señor o por favor podría usted…. O: quería ponerle treinta euros de gasolina sin plomo, sería tan amable de ..… ¿Para qué?. ¿Por qué va a dirigirse correctamente a “ese” que le llenará el tanque?. ¿Qué motivo hay para desearle buenos días a alguien que le hará un servicio?. ¿Qué necesidad de perder saliva y tiempo?. ¿Para qué mirarle a los ojos con una sonrisa y pedir por favor? ¿Por qué?
¡Qué lástima de generación! ¡Qué pena de instituciones que en lugar de sembrar la base con buenas formas crean individuos carentes de respeto al prójimo! ¡Cuánta pérdida y que insulto a la humanidad!
Lo dicho, no es tan difícil ser gentil, agradable. No es tan difícil ser Persona.
Pepa Glez

NATURA VERDE

La naturaleza me llama continuamente para que fije el objetivo en ella. El Verde y sus variantes llenan mi retina desde antes de nacer. La diversidad de esta tonalidad es como el aire: límpia, fresca, húmeda y revitalizante.
Nada resulta pobre cuando mandan la tierra, las raices y sus frutos.
Jamás habrá belleza que iguale a la Natura Verde.

Mpepa



































































































































































































Son muchas las cosas que aún debo hacer: acabar de matar la memoria, procurar que mi alma se vuelva de piedra, y aprender de nuevo a vivir. Anna Ajmátova