Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2009

Me gusta que el tiempo pase.

Llego con puntualidad prusiana. Saludo cortésmente a los de mi entorno. Busco algo para leer porque una vez más olvidé el libro que destripo últimamente en mi coche. Echo un vistazo al horripilante revistero de mimbre, lacado en blanco, que tengo junto a los pies. Me decido por el magazine con el formato más apetecible, mientras espero el turno de entrada en la consulta de mi dentista. Una publicidad, estratégicamente estructurada para dañar, se lanza a propulsión hacia mi retina para luego andar por entre los pasillos de mi cabeza y torturarme durante al menos un brevísimo instante.

Contra el envejecimiento de las manos…. blablabla…. la nueva loción con extractos de…. blablabla………….evitando así el paso del tiempo……bla.
Unas manos que reflejan el fabuloso resultado del producto en cuestión, entre retoque fotográfico y falanges de quinceañera que con su juventud impúber trasmite una tersura brillante, provoca la mirada bobalicona de cualquier cuarentona desconsolada, o sea yo misma.
Me …