martes, septiembre 7

LÍNEAS




Adoro las líneas rectas.

Da igual la textura o el grosor. Me da lo mismo si son combinadas o en soltería. No hago distinciones entre las brillantes o las de tonalidades tristonas.



Me encantan las líneas.

En mi trayecto diario, de casa al trabajo, me voy cruzando con ellas durante todo el camino. Líneas en el asfalto. Líneas en las puertas y ventanas. Líneas en el cielo. Líneas de cableados telefónicos. Líneas de mástiles de veleros. Líneas de postes de luz. Largas e interminables líneas o pequeñas rayas dibujadas en la carretera acompañando a otras con esencia a eternidad.



Me gustan todas.

Vayan hacia donde vayan o regresen de donde quieran regresar. Volando al norte o reptando hacia el sur. Con naturaleza efímera o alumbramiento perenne.



Las líneas son indicadoras de vida.

Nacemos buscando el camino en línea hacia el exterior. Nos deshacemos de nuestra incubadora natural para buscar, hacia la luz, una línea que nos inicia en la aventura de la vida. Y de la misma forma nos vamos yendo cuando llega la hora, marcando línea recta en monitores y dando la despedida a este paseo vital, entrando de nuevo en otra línea incierta y deslumbrante.



Las líneas son esperanza, de futuro, de logros, de optimismo.

A diferencia de las otras formas geométricas las líneas me proyectan expectativas. El círculo enreda, emboba, confunde, cohíbe, limita.

El cuadrado reduce movilidad, separa, encajona, distancia.

El rectángulo es un cuadrado con menoscabo, una figura aplanada, deformada. El triángulo refleja el tercer número, impar, incómodo, con sus vértices apuntando hacia fuera, desligando, desuniendo.



Las líneas son distintas.

Las independientes buscan el más allá como intentando un reencuentro futuro. Las acompañadas viajan en grupo, de forma paralela o entrelazada, navegando hacia lejanías, acompasadas.



Las líneas me apasionan. Bien impresas sobre telares o pintadas en lienzos. Dando vida a lo inerte y despejando obstáculos.



Amo las líneas.

Las que dejan una hermosa sombra por el reflejo del dios astro y las que, con sus matices opacos, me muestran la belleza de la simplicidad.



Líneas. Direcciones. Tendencias. Trazados. Directrices. Siluetas. Perfiles. Sucesión indefinida. Venero las líneas.



Pepa González

5 comentarios:

Anónimo dijo...

tu tienes talento Pepa !
Disfrutar de este tema es una idea estupenda y muy extravagante . No habia nunca reflexionado sobre este motivo de esperanza . Jacqueline

GRACIAS X VENIR dijo...

Que bonita reflexión ! ... Felicidades por la inspiración ...

Anónimo dijo...

¿Pero cómo haces para hacer poesía, para crear belleza con las cosas más simples y corrientes... ??? : "las líneas", sólo tú eres capaz de semejante ejercicio de equilibrio, justeza y "belleza" sobre un tema tan banal... Me dan ganas de desafiarte y decirte, por ejemplo: "ranas", o "cajas", o "píldoras", o cualquier otra palabra "al azar" y decirte escribe sobre ello... con la conciencia y la certidumbre de hacerte escribir algo "bello"... Y estoy celoso, porque a quien te doy a conocer se entusiasma y me comenta frases como ésta: je suis vraiment bluffée par le talent de cette femme ! Tu m’as vraiment fait connaître une personne remarquable et je t’en remercie ! Adivina quién me lo ha dicho... ¿Celoso?, no: orgulloso !!! Enrique

Lis Molina dijo...

Sigue en tu " línea", Pepa...consigues lo que quieres: inspiras y creas optimismo. Otro beso para ti.

Anónimo dijo...

Eres la mas bella inspiración para cualquier alma en letargo, eres la luz para el ciego de alma, eres tantas cosas que aún no se han escrito...Simplemente eres tu. Gracias x Venir

Entrada destacada

Escritura Emocional, la escritura que cambiará tu vida

¿En ocasiones desearías que tu vida fuera más fácil y disponer de herramientas para hacerlo real? ¿Sientes que eres de esas persona...