Poema para Pepi



Mi querida amiga Liz me ha regalado como condolencia por el fallecimiento de mi madre, Pepi Díaz González, - un poema inglés de autor desconocido traducido por Santiado Alemán al español.
Gracias Liz por esta perla y por tu cariño. Besos mil.


AUNQUE ESTOY MUERTO, NO TE AFLIJAS POR MÍ CON LÁGRIMAS.
NO PIENSES EN LA MUERTE CON DOLOR Y TRISTEZA.
ESTOY TAN CERCA QUE, CÁDA LÁGRIMA QUE DERRAMAS,
ME CONMUEVE Y ME TORTURA PORQUE PIENSAS QUE ESTOY MUERTO...

PERO CUANDO TE RÍES Y CANTAS CON ALEGRÍA,
MI ALMA SE DIRIGE HACIA LA LUZ:
RÍE Y ALÉGRATE POR TODO LO QUE LA VIDA TE DA.
Y YO, AUNQUE MUERTO, COMPARTIRÉ TU ALEGRÍA DE VIVIR.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Precioso poema, lleno de esperanza y que se acuerda perfectamente a las personas queridas que se nos han ido, pero que no han muerto, viviendo en nuestro pensamiento, en nuestras palabras en nuestras alegrías y en nuestro cariño... Haz casa, Pepa, que es "mucha" verdad. Enrique
EL OJO ha dicho que…
Fuerte, fuerte abrazo!!!!
Precioso poema

Entradas populares