martes, junio 7

AMÁNDOSE














Los Amorosos de J. Sabines


Los amorosos callan.
El amor es el silencio más fino,
el más tembloroso, el más insoportable.
Los amorosos buscan,
los amorosos son los que abandonan,
son los que cambian, los que olvidan.

Su corazón les dice que nunca han de encontrar,
no encuentran, buscan.
Los amorosos andan como locos
porque están solos, solos, solos,
entregándose, dándose a cada rato,
llorando porque no salvan al amor.

Les preocupa el amor. Los amorosos
viven al día, no pueden hacer más, no saben.
Siempre se están yendo,
siempre, hacia alguna parte.
Esperan,
no esperan nada, pero esperan.





8 comentarios:

INFANTE dijo...

ya sabes donde hacer un click y a quién dar un besazo... Gracias por tanta belleza, Enrique

C. MORAL dijo...

Gracias guapa!!!
Me ha encantado.
Un beso.
Cris

Anónimo dijo...

Nota: Cada día te superas un poco más, ¡que fotos más bonitas¡, felicidades.

"A CASA JOSE SARAMAGO"
Un saludo cordial
Saro

Anónimo dijo...

Muy bonito y parecen reflexiones muy sabias, un brindis por los Amorosos
Juan Andrés Hernando

Syra dijo...

Una manera muy delicada de expresar el sentimiento de desasosiego que sufre todo aquel que se enamora. ¡Y qué mejor que la poesía en la que el corazón se entrega de manera sincera como tus locos amorosos protagonistas de este bello poema!
Gracias por compartirlo.
Bs. Syra

Anónimo dijo...

Besosss mi linda. Sabes que adoro tus fotos y que no me cansaré de decírtelo.

¡Dadme el silencio!

Señor,
dadme el silencio poderoso y difícil;
decidme dónde no se oye nada;
me duele el cuerpo de tanto ruido,
de tanto tanto,
de tanta charca.

Si me dejaras ir al silencio,
a alguna aldea
-mejor montaña-
donde no se oyera siquiera el aire,
donde tan sólo pasos de agua
y alguna hormiga...
Si me dejaras.

¡Digo silencio, Señor, silencio!
-de soledad no digo nada-.

Será pecado querer estarme
donde no rían,
donde no hablen;
calma en la noche;
sin ruido al alba;
sin mar que grite
(todo me daña,
gallo que cante,
perro que ladre,
hombre que pasa...).

Si tú dejaras llover silencio
sobre mi pelo seco, dejaras...
Me duele dentro por tantas voces,
por tantos ruidos,
por tantas charcas.
Con lo imponente que es el silencio,
donde me echo a pensar palabras,
donde me duermo -que es mi alimento-,
donde se reza,
donde se ama.
Si me dejaras
que allí viniera
mi otra alma...
Digo silencio, Señor, silencio;
de soledad no digo nada.
Dadme la paz
y su presencia;
...que amo a quien amo porque se calla.

Frank dijo...

Muy difícil explicar el amor y sus estados, en cuanto echa raices, estas crecen en tu interior y van tejiendo una tela que te enreda y atrapa en lo más profundo de tus sentimientos...buena cita, amiga!! ;)

Keko Menta dijo...

los amorosos no aprenden, solo disfrutan en silencio de su dulce soledad pues siempre están solos, aunque felizmente acompañados por tus geniales fotos... genial también Sabines, besos Pepa.

Entrada destacada

Escritura Emocional, la escritura que cambiará tu vida

¿En ocasiones desearías que tu vida fuera más fácil y disponer de herramientas para hacerlo real? ¿Sientes que eres de esas persona...