BLOG IMPACTO CERO.



Hoy me ha contactado la Web Marketing Specialist de la web Geniale.es con el objeto de contarme una de sus iniciativas: ¿Quieres plantar un árbol en forma gratuita y anular las emisiones de dióxido de carbono generada por tus blogs?", un  proyecto que tiene como finalidad contrarrestar las emisiones de dióxido de carbono generadas por un ordenador ofreciéndole a cada blog la posibilidad de sumarse a la iniciativa plantando un árbol gratuítamente y convirtiendo el blog en "Blog Impacto Cero".

El proyecto  ha sido desarrollado por Geniale.es en colaboración con www.iplantatree.org, una organización ecológica sin fines de lucro que en los últimos dos años ha plantado más de 68.000 árboles.
Sumarse a la iniciativa es muy fácil. Puede hacerse entrando en el sitio "Mi blog es de Impacto Cero" a través de: http://www.geniale.es/co2neutral

Geniale.es un sitio web que fomenta la forma de compra inteligente con el fin de ahorrar dinero y reducir el desperdicio de papel al mismo tiempo. Además se contribuye a la plantación de nuevos árboles. Esta iniciativa, a pesar de estar activa desde hace unos pocos días, ya cuenta con casi 400 adhesiones registradas; sumarse ahora mísmo... ¡no toma más que un minuto!

¿Cómo puede un árbol compensar la producción de CO2 de un blog?
Puedes descubrirlo aquí:

Haciendo todos un poco contribuimos MUCHO.

AKIRA KASAI

DANZA BUTOH - LA DANZA DE LA OSCURIDAD

Algunos lo clasifican como un paso intermedio entre la danza y el teatro, otros como una poesía grosera.


Akira Kasai:

Bailarín japonés. Reconocido en Japón como una de las figuras más relevantes de danza butoh. Kasai confiesa que él no puede crear solo, lo hace a través de las vivencias, de su contacto con los lugares y las personas. La vida es en sí misma misteriosa, y precisamente para tratar de desvelar ese misterio es por lo que él baila; a este misterio se suma otro más, el de los encuentros:
Kasai considera que siempre podemos encontrar a alguien más y esto puede transformarlo todo.


Procedente de las escuelas de danza Butoh de los maestros Ohno y Tanaka, Akira fundó hace 34 años, en la capital de Japón, su propia institución dancística. Su arte también toma de la danza kabuki de Japón y en su apreciación ésta tiene el mérito de haber nacido en las calles entre el pueblo, donde se desarrolló alrededor de 400 ó 500 años y ahora ha dejado una valiosa huella. De igual modo considera que el hip hop de USA es de gran valía porque nació en las calles y para él es el kabuki de los Estados Unidos.


Bárbara

El amigo Fisco Matallana Manrique me ha regalado este gran descubrimiento:
La cantante francesa Bárbara (1930-1997). 




Comparto su música y un breve sobre esta maravillosa artista:

Junto a los nombres legendarios de Jacques Brel, Léo Ferré o la propia Edith Piaf, fue adorada como la creadora de melodías y letras que hacen de ella compositora y poeta. Bárbara solía decir que para ella vivir era cantar y que de no poder hacerlo dejaría de vivir. Su vestimentas en negro, su voz, su estilo, su poesía y su música, marcaron a varias generaciones. Ha dejado para el recuerdo temas como Göttingen, Nantes, Quand Ceux Qui Vont, A Mourir Pour Mourir, L'Aigle Noir, Dis Quand Reviendras-Tu?, o Ma Plus Belle Histoire d'Amour.
Su verdadero nombre era Monique Andrée Serf, pasó una niñez y adolescencias difíciles.  La religión judía de su madre ucraniana obligó a toda la familia a cambiar de casa y de ciudad varias veces, durante la segunda guerra mundial. Apenas terminada la guerra, Monique Serf se fue a vivir con su familia a Bruselas, donde comenzó a llamarse Bárbara Brody. Volvió a París para presentarse en el famoso Cabaret L'Ecluse, después de haber tomado cursos de piano en la capital francesa. Instalada en París, Bárbara siguió presentándose en L'Ecluse, hasta convertirse en una de las principales atracciones de ese importante lugar de la chanson, grabando en 1958 el tema La Chanteuse de Minuit, primer trabajo discográfico.
En 1965, su álbum "Bárbara canta a Bárbara" tuvo gran éxito comercial y ganó el Premio de la Academia Charles Cros. En la ceremonia, partió el trofeo en varios pedazos que distribuyó entre los técnicos para mostrarles su gratitud. Comenzó entonces a repartir su dinero y usar su fama para socorrer a niños en condiciones miserables. En 1967, año de la muerte de su madre, sacó a la luz un nuevo Long Play : Ma plus belle histoire d'amour (Mi más bella historia de amor), suerte de homenaje y declaración de amor a su público.
Con giras a Suiza, Bélgica, Italia, Rumania, Unión Soviética, Israel, Canadá y Japón, los años 70 la convirtieron en uno de los principales nombres en la industria discográfica francesa del momento. Condecorada con la Legión de Honor tras la reelección de Mitterrand en 1988, pasó los últimos años de su vida escribiendo una biografía que no llegó a terminar.



Disfrutando la Poesía de Antonio Gala. Maravillosa Poesía.


La libertad hubiera sido herir tu pensamiento,
trasportar el umbral de tu mirada,
ser tú, ser tú de otra manera.
Entrar. Entrarnos uno en el otro.
Trasponer los últimos límites. Reunirnos...

Todo estuvo de nuestra parte,
pero cuál es nuestra parte,
el punto de coincidencia,
el tacto que pudo ser llamado sólo nuestro.

La tristeza, sedosa, nos envuelve
como una niebla: ése es el lazo único;
ésa la patria en que nos encontramos.

¿Amor es esto?
¿Acaso amor es esta no existencia
de tanto ser?
¿Es este desvivirse por vivir?
Ya desangrado de mí, ya inmóvil en ti,
ya alterado, el recuerdo se reanuda.

Sólo aquello que amamos nos distingue
en medio de la noche.
Sólo aquello que amamos
es capaz de decirnos quiénes somos.
Y hay quien se enamora de sólo una palabra
y quien se enamora de unos labios cerrados.

Quizá el amor es simplemente esto:
entregar una mano a otras dos manos,
olfatear una dorada nuca
y sentir que otro cuerpo nos responde en silencio.
Quizá el amor sea simplemente eso:
el gesto de acercarse y olvidarse.
Cada uno permanece siendo él mismo,
pero hay dos cuerpos que se funden.
El amor quizá sea sólo esto:
olvidarse del llanto, dar de beber con gozo
a la boca que nos da, gozosa, su agua;
dormirse junto a un cuerpo que se duerme.

Callad, amantes, y ocupad el labio con el beso.

Abierta ten la puerta
y abierta el alma ten.
Antes de que ellos lleguen
yo llegaré.
Mi corazón con alas
mis suspiros a pie.

No por amor, no por tristeza,
no por la nuevas Soledad:
porque he olvidado ya tus ojos
hoy tengo ganas de llorar.
Tú eras mi vida y yo sabía
que eras mi vida de verdad,
pero te fuiste y estoy vivo
y todo empieza una vez más.
Cuando llegaste estaba escrito
entre tus ojos el final.

Yo me abandonaría
si a ti te abandonara;
me encontré con el mundo
cuando a ti te encontraba.
¿Cómo quieren que olvide
tu silencio y tu calma,
el tranquilo abril que
floreció en tu mirada?
¿Cómo puedo olvidarte?
¿O es que se olvida el alma?

Cuando suspiro
hasta el aire me amarga
si no te miro.
Ay, qué tormento,
que me duela hasta el aire
si no te siento.

Hoy no diré su nombre.
Estoy en el pasado. Hay que partir
a buscar pastos nuevos.
Pero el alma,
enferma y distraída, no me sigue
y se queda extasiada en tus praderas.
¿Qué puedo yo contra esa voluntad
de estarme con tu olor y tu recuerdo?
El pasado es lo único que anhelo
mas sé que he de olvidar lo inolvidable.

Buscarán los recuerdos su acomodo,
se nublarán los cielos de la alcoba...
Sólo un momento más y estaré triste,
como antes, otra vez.

Puede a veces un nombre
completar un paisaje. Casi nada,
unas letras tan sólo.
Y puede, sin embargo, dar sentido
a una tarde que va a la deriva.

¿Quién puede decir que no está solo?
En la raíz se halla la vida y
es la raíz la soledad del árbol.
En ella se concluye
el milagro de estar vivo,
o querer estar vivo
a pesar de diciembre.

Caminamos de una vida a otra vida
no de un pecho a otro pecho,
de la compañía
hacia la infausta soledad que somos

Entre unas sábanas extrañas,
entre una tristeza demasiado grande
para una sola vida, escucha, escucha...
¿podré decir: dame tu mano, un día?
¿podré decir: todo está bien, por fin
todo está bien, un día?

Hay miradas que hacen
florecer el jardín.
De repente nos miran y decimos:
- Debe estar al venir la primavera -.


Y no hay más. Eso es todo: alguien que pasa
y un suave pensamiento.
Cuando las letras no quieren derramarse porque les falta el camino a casa ... es mejor que las voces emitan sus lamentos.





Mi amigo el fotógrafo FRANCISCO ARTEAGA




Tengo un amigo. De esos buenos amigos que se descubren por casualidad y te alegran la vida, tan sólo con una charla de pocos minutos. Un hombre fabuloso, lleno de gentiliza, de buenas formas. Un gentleman a la antigua usanza.
Cariñoso padre de dos bellezas tinerfeñas y marido amoroso de una espléndida mujer. Un hombre desinteresado, cabal y honrado, que además es un magnífico Fotógrafo. De esos retratadores con mayúsculas que no van figurando ni presumiendo de su extraordinario trabajo. De esos artistas que, a la chita callando, van creando maravillosas obras de arte para deleite de los más próximos. De esos que sin pretenderlo y, por obra y arte de todas las musas de los grandes virtuosos, recibe premios inesperados allende nuestras costas. El último éste, Los Pollux Awards 2011, con mención de Honor a su serie de los indigentes en B&N, imágenes que se expondrán en el Palais de Glace Exhibition de Buenos Aires en enero 2012: (busquen su nombre en esta serie del Link de los Premios Pollux http://www.thegalaawards.net/announcements/pollux-awards-2011 )

Y como adoro a este gran hombre, como reconocí hace muchísimo tiempo que un día su nombre sonaría entre los grandes, como me apetece ser mucho menos discreta de lo que él seguramente querría que fuese… aquí les dejo este link ,muestra-botón, de la magia de Francisco Artega.





TÚ Y YO



Tú y yo, distantes pero cercanos.

unidos por la madre tierra y separados por voluntad del padre.

inmóviles, mirándonos, escuchándonos, borrándonos con el pasar d los días, hablándonos sin emitir palabras, sin intercambiar verbo, sin palparnos.

Tú y yo,  idénticos y al mismo tiempo... completamente diferentes.
Son muchas las cosas que aún debo hacer: acabar de matar la memoria, procurar que mi alma se vuelva de piedra, y aprender de nuevo a vivir. Anna Ajmátova