Luis Castro Martín

Gracias Pilar por este regalo que gustosamente comparto.
Y por supuesto que yo también le daría un trabajo a Luis Castro.
Porque nos gustaría pensar, a ti, a mí y a muchos otros, que vivimos en un mundo mejor.

Son muchas las cosas que aún debo hacer: acabar de matar la memoria, procurar que mi alma se vuelva de piedra, y aprender de nuevo a vivir. Anna Ajmátova