martes, enero 10

Sin Aire.


No hables por mí. 
Por mí no lo hagas nunca. 
A mí déjame como estoy. Con mi dolor, con mi propio sufrimiento y con mi soledad de oscuridades. 

Si quieres olvidarme puedes hacerlo. 

Empieza ya, ahora mismo... olvídate de mi voz, de mis ojos, de mi piel y de mi aroma, olvídate de mi forma de reír, olvídate de todos los momentos que vivimos juntos, elimíname y cuando lo hayas hecho, envíame la receta para continuar con una vida en donde medio cuerpo te falte, en donde respirar se haga insoportable, en donde la persona que te hizo comprender el significado de la palabra amar... jamás haya existido.

Pero no te demores en tomar decisiones, no dejes para mañana lo que puedas decidir hoy. 
La vida no espera por los cobardes.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Envíame la receta para volver a respirar... pero déjame una ventana abierta por si quiero volver a sentir ese dolor.
Elena

bicocacolors dijo...

me ha encantado!

Entrada destacada

Escritura Emocional, la escritura que cambiará tu vida

¿En ocasiones desearías que tu vida fuera más fácil y disponer de herramientas para hacerlo real? ¿Sientes que eres de esas persona...