Días Grises



Hoy el gris abunda.
Afuera.
Dentro.
 Hoy apareció una lágrima.
Sólo una.
Del lado izquierdo.
Donde tendrías que estar tú.
Una lágrima.
Fría.
Larga.
Inagotable.
Seguramente gris.
 Suspiro y tomo aire.
Los días grises arrastran melancolía.
La borraré de una caricia y saldré a respirar más colores.
Los encontraré fuera.
Seguro.
Misteriosamente el lado derecho está como tierra reseca.
Sí, a veces llegan Días grises.


1 comentario:

Gelois dijo...

Bonita poesía, reflexion a esos días tan nostálgicos.

un saludo

Son muchas las cosas que aún debo hacer: acabar de matar la memoria, procurar que mi alma se vuelva de piedra, y aprender de nuevo a vivir. Anna Ajmátova