viernes, abril 27

VI FESTIVAL INTERNACIONAL DE POESÍA - LA PALABRA EN EL MUNDO.

Desde la concejalía de Educación y Cultura del Ayuntamiento de Castrillón - Asturias - y con motivo de la celebración del VI Festival Internacional de Poesía -  "La Palabra en el Mundo" - se me ha notificado que mi nombre se encuentra entre ese elenco, que bajo la rúbrica Autores, aparecen como creadores de poemas del mes de abril. Y con ello algo de mis letras será recitado, impreso y repartido entre los asistentes al acto.


Mi agradecimiento a Verónica Alonso de Algama Reuniones y a Valey Centro Cultural de Castrillón

(http://www.valeycentrocultural.org/?page_id=68 ) por hacerme partícipe de este Festival y por dejarme mostrar lo que gesto en mis entrañas.

Feliz es decir poquito. Mejor hablemos de Euforia.
Cliquea en el link para leerlos.


Vorto en la mondo, Palavra no mundo, Parola nel Mondo, Worte in der Welt,Rimayninchi llapan llaqtapi, Paràula in su Mundu, Cuvânt în Lume, Parole dans le Monde, Ordet i verden, Word in the world, Palabra no mundo, Ñe’ê arapýre, Paraula en el Món, Chuyma Aru, Koze nan lemond,Kelma fid-dinja, מילה בעולם (milá baolam), Nagmapu che dungu, Tlajtoli ipan tlaltikpaktli,וורט אין ועלט (Vort in Velt), Dünyada kelime, lhamet ta íhi honhát, Titzaa Yeezii Loyuu, Dunyoda so’z, Слово в мире, Pallabra nel mundu.

jueves, abril 26

BUSCÁNDOTE, UN DÍA CUALQUIERA, MADRE.






Salí del hotel portando una caja de galletas asturianas de envoltorio verde pistacho, con abundantes brillos y llamativo lazo. Y mientras andaba calle arriba, desde la parte antigua del hotel hasta las proximidades de tu casa del gran Farión, como salidos de un cuento de las mil y una razas surgieron parejas de rumanos, marroquíes, alemanes, hispanos e irlandeses que se iban cruzando con mis pasos lentos, andares de quien no tenía grandes ansias por llegar a casa, a tu casa. El viento era fresco y únicamente bajo el sol, a plena luz del astro, algo se me calentaban las manos, el costado y la espalda. En ese caminar monótono de revoluciones cansinas, el brillo del verde de la caja de galletas lo inundaba todo, incluso mi mirar y, en cada momento en que ese green luminoso bañaba las retinas, de mi boca una frase reiterativa salía de forma autómata:
bonito color el verde.
Y con cada frase repetitiva pensaba en ti para mis adentros.
- ¿Y a quién le llevo yo esa caja-regalo del huésped amigo de tierra de lagos?
La respuesta me llevó de regreso a quien yo, habitualmente, le regalaba viandas. A ti, madre, porque ando segura de que disfrutarías con ellas. Me han dicho que son fabulosas. Jamás las degusté pues llevan piñones y algún que otro fruto, de esos que llaman secos y que me tienen prohibidos por dañinos. Tú ya lo sabes, yo y mis múltiples alergias.


- Mal hecha – decías con gracia cuando hablábamos de ellas.

- Mal hechos, tú y todo el que tenga alergias, que lo dicen los doctores. - Y reías con ganas.


Imaginé que hace tan solo un año podrías haberlas comido, mojadas en leche, siempre con leche; con café y leche; con té y leche; condensada o semi pero con leche.

Me llegó tarde la cajita verde de galletas asturianas, artesanales, hechas con producto de esas tierras norteñas, selectas, de la mejor de las pastelerías de Oviedo.

- Pastas finas - como enuncia el señor Villacampa cada vacación que pasa en ésta, su segunda casa y tiene a bien traerme el presente, al que no le digo que no por cortesía y para no despreciar tan gentil gesto a pesar de tener incapacidad natural para poner a funcionar las papilas luego de recibirlas.

Y continué caminando ya más cerca de la casa grande, de tu casa y miré hacia abajo, donde el muelle chico, hacia la izquierda porque la ventolera me invitó a ello. Y ojeé la marea, revuelta de espumas blancas y de oleajes chicos. Al fondo, un barco velero se contoneaba luchando por mantenerse erguido, llenando la acuarela de danza, de ritmo, pidiendo descarado ser inmortalizado.

- Tarde - me dije bajito.

No llevo cámara compacta en mi bolso, por unas semanas no, y tampoco deseo retratar con la aparatosa durante un tiempo. Si la necesidad me angustiara siempre podría tirar del galáctico, que tan salvadora labor de dosis de metadona realiza para los yonkis del retrato. Y me doy cuenta que estoy ahíta, indigesta, de eso y de lo otro. De casi todo. Y sigo la marcha ahora hacia la derecha, subiendo la calle, de frente a remolinos de ventolera habituales en la zona vieja, con el precioso bulto en verde pistacho y su lazo engalanado dándome un saludo. De vuelta desprendiendo destellos. Y regresas a mi memoria. Te veo comiéndolos. Con sonrisa en rostro, con azúcar en boca, disfrutándolos.

Mi paso es lento y mi mirada, cansina. Varios arbustos coloreados por la entrada de mayo, un laurel de indias al fondo suplicando aguas y la palmera canaria de casa de padre, de tu casa, de la mía, de la de todos los tuyos. La canariensis, la robusta, la que por imperativo de lex no podemos tocar ni para podarla por si el picudo, por si la pérdida de lo nuestro, por si decidimos darle funerales sin aviso y consentimiento previo. Ese árbol que a pesar de ser de una, como sobre otras muchas cosas, gobiernan otros.

Unos hijos de la Gran Bretaña bañados en aceites de coco, semidesnudos y tatuados, rubiales ambos, hermosos, me traen de vuelta a mi zona, a la parte del fondo del gran Farión, antes del muro de la vergüenza que separa la zona antaño refinada de la menos acicalada. De esa otra parte más auténtica y menos lavaba, bien llamada por epidemias y mortajas "la Tiñosa". Vuelvo a mirar el verde atavío de la caja de galletas astures que ahora ilumina la acera, mi vereda, el aire y el regreso, y pienso que hoy tendrías un día de esos de tele y tabaco, de esos que te arrastraban melancolía y soledad por compañía. Que andarías con lamentaciones, remontada, que te sumergirías en recuerdos de hace mucho, aquellos que te enfurecían y envenenaban, que a lo peor te dolería la espalda, las piernas, la cintura, el alma… Que recibirías con entusiasmo las pastas para retomar fuerzas y que, ojalá yo fuera verdad y yo anduviera cerca de hablarte con estas galletas que te devolverían las ganas para poder proseguir con esa vida tuya de relatos y quejas.

Y que tontuna me vuelve, pensar en estar cuando no me aparto de tu memoria ni con aceites hirviendo. Sí, bobadas, pedir lo que ya es, estar siempre donde tú estés.

Se me acabó el teclado (que no las letras). Se me agotó el recado. Se me apagaron las ganas. Descanse usted, madre y… hasta otro rato.

lunes, abril 23

FELIZ DÍA DE SAN JORDI.




Padre Libro
que anidas la mente
(único paraíso constatado
por nuestras cortas luces)
santificados sean tus mundos,
venga a nosotros tu esencia
(esa dulce materia que nos arrima
al sueño de saber que existimos)

Tu voluntad se cumpla
e ilustre los confines
de la tierra y el cielo
(que gracias a tu gloria
no conocen fronteras).

Danos, Padre Libro, perspectivas.
Concédenos que la curiosidad
no desfallezca
y algo nuevo
(un verso, una emoción, un sentir,
un creer, un pensamiento)
se nos descubra virgen cada día.

Perdona nuestras dudas
como también nosotros disculpamos
esta terca carencia de horizontes,
que germine en las almas, a veces de continuo,
tan grandes sinrazón y desvarío.

Padre Libro, sostennos.
No permitas que la oscuridad
de la ignorancia nos tiente,
amolde y acomode.

Líbranos del mal del fanatismo.
Enséñanos a ser fuertes y expectantes.
Curiosos. Lúcidos. Mejores.

Ábrenos tus páginas, Padre Libro,
muéstranos en ese corazón de papel
la huella indeleble de tus letras.
Que por siempre así sea.

Amén.

(del art. Día del libro en la web - hoyesarte)


******


A LA LITERATURA


Que llegaste, tú y yo lo sabemos.


Pero no como llegan los cirros, con sus fríos y crudos hielos, NO.


Ni como lo hacen los nimbos, germinando y derramando melancolía para desaparecer con lentitudes, NO.


Llegaste para quedarte. Como aquellas otras nubes, las suaves, las esponjosas, las límpidas inmaculadas, las de pinceladas, las bellas.


Llegaste para completarme, tú y yo lo sabemos. Lo supimos siempre.


Para perpetuarte, conmigo, a mi lado. Lo sabes, lo sabemos.




Y si en algún momento se nos presenta distancia,


que tanto me daña y mortifica,


seguirías latiendo… amor,


continuarías sufriéndome, doliéndome por no poder verte, abrigarte y saborearte.


Porque cuando no estás, cuando no me abrazas, cuando no te siento


Eres TÚ – son tus letras - un “faltarme el aire” permanente.


Llegaste. Tú y yo los sabemos.


Y no cambiaría este querer por otras mil alegrías.


No abandonaría este pertenecer por mil vidas libres de ataduras y vacías.


No dejaría de adorarte ni un ápice, cada día.


Te ruego, te suplico, te imploro:


Amárrate a mi alma.


Amárrate con saña, con fuerza, con todo tu cuerpo.
Amárrate.
Regálame parte de tu savia.
Consiénteme y regálame la bendición.
Amárrate y otórgame la dicha de ser tú y yo, hoy y siempre, simplemente... uno.


Porque… ya lo sabes, lo sabemos.


Llegaste.



Pepa González.

martes, abril 10

Fin del Viaje a Venecia con mi Samsung Galáctico (V y último capítulo).

La Meca de los amantes de la joyería en Venecia,
situada en la Piazza de San Marco.


Abierta desde 1.920 y especializada en creación y venta de Morettos - la clásica imagen de Otelo de William Shakespeare confeccionado en oro y piedras preciosas.
   

Morettos en primera línea. Reflejo en cristal de Pórticos de Piazza San Marco.


Góndolas en diamantes, oro y zafiros. Pura delicadeza en joyería de lujo.


Tienda de piezas elaboradas con cristal de Murano en las proximidades de San Marco.
 
Museo Correr
(es el museo municipal ubicado en la Piazza San Marco, frente a la Basílica, se accede a él por el Ala napoleónica de la Procuratie Nuove diseñado por Vincenzo Scamozzi)
Engloba arte pictórico y escultórico, biblioteca, antiguedades y mapas que reflejan la historia y el costumbrismo de Venecia desde siglo XV. La decoración, en su mayoría, es neoclásica.
El día de nuestra visita se inauguraba una exposición pictórica de Gustav y Ernst Klimt.
Zona de descanso y café.
Única área en donde se permitía tomar imágenes.



Detalles de sobre-relieve de paredes en la cafetería del Museo Correr.


Vista desde el ventanal del Museo Correr, Piazza San Marco con la Basílica al fondo.
  
Mercado callejero típico de verduras y frutas.
Grupo de católicos polacos de peregrinación por la ciudad de los canales, engalanados con capas rojas con bordados de cruces en blanco y retratos de Jesucristo. Uno de los menores, en el centro de la imagen, vestido con atuendos típicos de Polonia
del siglo XVII.




Paseo en el vaporetto cuando llega la noche.
Vistas del Puente de la Constitución o de Calatrava - inaugurado en agosto 2.008 -  donde el Gran Canal próximo a la estación de trenes (Stazione di Venezia Sta Lucia).
 

De camino a visita fugaz a Pádova (Padua),
 una de las más importantes ciudades artísticas de Italia.


Collage - Padova


Anocher de vuelta a Venecia, recorrido en tren.


Bajo los pórticos de Piazza San Marcos, vista nocturna exterior del Café Florian, un símbolo en Venecia (desde 1.720).

En su menú se puede leer:

"Italia es el país más hermoso del mundo."



"Venecia es la ciudad más hermosa de Italia."


"Piazza San Marco es la plaza más hermosa de Venecia."


"El Cafe Florian es el más hermoso de Piazza San Marco."


"Por lo tanto usted esta tomando un cafe en el lugar más hermoso del mundo."


Durante el transcurso del 800, Lod Byron, Proust, Goethe, Rousseau, Stavinsky, Modigliani, fueron clientes habituales del Café Florian. Desde inicios del 900, El Florian adopto la idea tradicional de "café concierto", con una orquesta permanente.
Hoy sigue siendo el lugar donde Venecia y el mundo se escuentran.


Paseo nocturno por las cercanías del Gran Canal.
 

Pequeño Restaurante italiano al pie del canal.

Canal cruzado por el Puente de los Suspiros del Palacio Ducal de Venecia
 
Vista de las islas cercanas desde Piazza San Marco.



Esperando el Alilaguna que nos llevará destino Aeropuerto Marco Polo.
Adiós...Maravillosa Venecia.


Esperando...


Y sigo esperando...



Addio... Addio sogno meraviglioso.


miércoles, abril 4

De Viaje con Samsung Galáctico(IV). Y GÓNDOLA - GÓNDOLA...

PALAZZO - MUSEO - MÚSICA...TODO EN UNO, SALIENDO DE LA PLAZA SAN STEFANO.

GALERÍAS DE ARTE

GONDOLIERE AL PIE DE LA ESCALERA DEL PUENTE, AGUARDANDO CLIENTES


MÁSCARAS VENECIANAS

TIENDA PRODUCTOS FÓRMULA 1 FERRARI

GOLOSINAS ESCAPARATE

Y SE HIZO LA LUZ...

INICIO DE PASEO EN GÓNDOLA, COMO UN SUEÑO HECHO REALIDAD.

GÓNDOLAS ATRACADAS EN SUS ATRAQUES.

A PUNTO DE COLISIONAR ...

FABULOSA VISTA DEL PUENTE RIALTO, A LA DERECHA EN YELLOW UNA DE LAS PARADAS DE VAPORETTO.


COLORES, OLORES A MAREAS, BALCONADAS, PERFILES CON HISTORIA, EMBARCACIONES...VENECIA


QUÉ BELLEZA..

Y MÁS...

Y ME QUEDÉ CON GANAS DE SEGUIR DURANTE HORAS


ENTRADA AL Istituto Veneto di Scienze Lettere ed Arti


INTERIOR DEL INSTITUTO VISTA AL JARDÍN


ESCALERA ACCESO AL INSTITUTO, MÁRMOL VERDE, 
SOBRE-RELIEVES

DETALLE LÁMPARA SALÓN PRINCIPAL

MUESTRA FOTOGRAFÍA JAPONESA FINALES SIGLO XIX / PRINCIPIOS SIGLO XX EN EL INSTITUTO VENETTO


Entrada destacada

15 junio, un día para descubrir una opción de mejora personal única.

Cuando una persona empieza a mejorarse, todo a su alrededor empieza a transformarse. Cuando mostramos un claro sentido de responsabil...