UN DÍA FUI NIÑO



CUANDO ESTOY TRISTE
ESCRIBO,
CUANDO LA LLUVIA CAE
ESCRIBO,
CUANDO RECUERDO MI INFANCIA
ESCRIBO.

¿POR QUÉ ESCRIBO?
PORQUE ESTOY TRISTE, PORQUE LA LLUVIA CAE,
PORQUE RECUERDO QUE UN DÍA FUI NIÑO.

(FCO. ALONSO VALLINO)


Son muchas las cosas que aún debo hacer: acabar de matar la memoria, procurar que mi alma se vuelva de piedra, y aprender de nuevo a vivir. Anna Ajmátova