Cada día, cada hora. Natasa Dragnic



Pide y te será dado. 
Felicidades a todos los que alguna vez sintieron el Amor.





Y luego de su lectura he de decir que es liviana, entretenida por instante, 
con una prosa de lectura fácil, nada rebuscada. 
Un folletín recomendada para guión de película del mediodía en Estrenos Tv.
Con la excepción de la descriptiva al detalle, bien hilvanada, del verdadero amor - pasión, 
el resto se queda corto.
Decidan ustedes si les gusta o no.
A mí me ha dejado indiferente.

Son muchas las cosas que aún debo hacer: acabar de matar la memoria, procurar que mi alma se vuelva de piedra, y aprender de nuevo a vivir. Anna Ajmátova