CON DOSEL



Recuerdo mi niñez y la niñez de los de casa. 
Recuerdo los sueños de infancia, los sueños de ser Princesa.

Princesa. Porque, yo era una Princesa.

Mi madre me llamaba Princesa.  Mi Princesa - decía. 


Y me decía que me compraría una cama con dosel y con cortinajes al más puro estilo imperial, 
como la del cuarto de una Princesa de Castillo porque
 yo era una Princesa. Su Princesa. 


Mi Princesa - decía madre. 

Y yo me lo creí.





Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Gracias pepa por compartir tu blog! leyendo algunos de tus escritos imagino tu voz y es como si fuera un cuento, me encanta.
Un beso
rox

Entradas populares de este blog

PRIMERA CHARLA PARA LA DIFUSÍON DEL RASGO DE LA ALTA SENSIBILIDAD EN ISLAS CANARIAS

R.I.P HERMANO