miércoles, febrero 13

REGALOS INESPERADOS



Tengo un amigo con domicilio en Lisboa. 
Un buen amigo portugués, lector - fotógrafo, con un sentido del gusto artístico más que admirable. Su nombre:
Pedro Santairia.  ( http://leslieuxdemmoire.blogspot.com/)

Lo conocí hace años en un encuentro de gente lectora en Casa José Saramago, Lanzarote. Desde entonces nos remitimos habitualmente información, enlaces - imágenes - textos - música, que a ambos nos resultan de interés.  Aficiones comunes, gustos parecidos, líneas invasivas y reiterativas en retratos. 

Pedro Santairia, Portugués. 

Me hubiese gustado ser portuguesa. Nacer en Lisboa. Desde que viajé a esa ciudad y la descubrí adentrándome en sus entrañas, algo de ella se quedó impregnado en mí. Algo de sus esencia quiso quedarse conmigo de por vida. Me hubiese gustado escuchar fados, de forma habitual, desde chica. Degustar caldo verde en casa de una abuela que contara historias de esa tierra llena de melancolía y poesía. Estudiar en idioma propio a Pessoa y De Queiros en las clases de literatura. Me hubiese gustado recorrer la historia universal desde la mirada lusa, surcando mareas de la mano de marineros portugueses. Belem, qué belleza.

Y así, de forma no intencionada, como casi todo lo bueno que le pasa a uno en la vida, se gestó una amistad que se presentaba desde su nacimiento de larga estancia. 

 'Monumento aos Descobrimentos' conocido como Padrão dos Descobrimentos Un padrão era un monolito de piedra rematado por una cruz que llevaba grabadas las armas portuguesas y una inscripción; era utilizado por los navegantes portugueses para hacer valer la soberanía portuguesa en los lugares que descubrían y donde se colocaba.



Hoy vino a mi despacho, a Lanzarote, Pedro Santairia. 
Portaba presentes musicales y, conocedor de mis preferencias, dio de pleno. Regalo y alegría para un miércoles gris de ventolera en Lanzarote. Ennio Morricone, Dulce Pontes, Braga Santos y sus Allegros de la Sinfonía N.4. 
Magníficos regalos desde tierras con aromas a guitarras, acordeones, voces profundas de saudades y granos de café. 




A veces y de forma puntual, los días que se despiertan con inclinación a la nostalgia son justo lo contrario. Gracias Pedro Santairia por darle color a un día con escasos matices. Y


Vivan los Jueves con atuendos invernales!







No hay comentarios:

Entrada destacada

Taller de Radio en colegio Sta. María de los Volcanes Nazaret.

La radio es vida, alegría, diversión y frescura.  Hoy hice el programa "La Maresía" por la mañana con el director de la radio Tías...