HOY, 25 SEPT, 11:35 HRS.
EN MI OFICINA.
ÉL = HUGO - EMPLEADO CORREOS




- Perdone señora ¿usted es fotógrafa?
- Pues ... sí.

- Y ¿escribe poemas? o sea ¿tiene un libro de poesías?
- Sí.

- Es que reconocí su nombre de otras veces que vine por aquí. Su poema "Podrías morirte un poco" me encanta. Mi novia es profesora de lengua en un centro de Arrecife y le encanta su poema. Solamente quería decírselo.
- Muchísimas gracias. ¿cómo te llamas?

- Hugo
- ¿Y tu novia?

- Saray
- ¿Cuánto tiempo estarás haciendo esta ruta Hugo?

- Sólo hasta el viernes próximo.
- Bien, Que te parece Hugo si vienes mañana y te traigo un ejemplar de mis poesías y se lo dedicamos a tu novia como regalo.

- Genial, me paso sin falta.



PEQUEÑAS ALEGRÍAS QUE LA VIDA TE REGALA UN DÍA CUALQUIERA.

(Si te apetece leer el poema que tanto gustó a Saray y a Hugo, sigue este link: http://poemasdelmesdeabril.wordpress.com/category/pepa-gonzalez/ )

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya, nunca imaginé que mis palabras pudieran ser transcritas y colgadas en la red. Resulta agradable, a la vez que divertido, ver como una chispa de curiosidad ha podido generar una anécdota capaz de alegrar un día de trabajo común y corriente y conseguir hacer brotar dos sonrisas en el autor y el lector de un mismo poema.

Muchas gracias Pepa por tu atención, tu blog, tus palabras y por la imaginación que las alimenta.

Hugo.

PEPA GLEZ LANZAROTE dijo...

muchas gracias a ti Hugo. ciertamente, me aportaste un momento de felicidad. Eso siempre se agradece. Un abrazo. Pepaglez

Son muchas las cosas que aún debo hacer: acabar de matar la memoria, procurar que mi alma se vuelva de piedra, y aprender de nuevo a vivir. Anna Ajmátova