MIGUEL GÓMES (Venezuela): “Cotidiana”



Tras una discusión, coloqué a mi mujer sobre la mesa, la planché y me la vestí. No me sorprendió que resultara muy parecida a un hábito.



1 comentario:

Anónimo dijo...

Coin,endroit,lieu comme d'habitude parfait
Merci
Sorlo

Son muchas las cosas que aún debo hacer: acabar de matar la memoria, procurar que mi alma se vuelva de piedra, y aprender de nuevo a vivir. Anna Ajmátova