viernes, julio 4

Rescate

¿Qué tienes "mija"?

Penar Maye, lágrimas y penas.

¿Y por qué sufre mi niña?

Me dejó, Maye. Él me dejó.

¿Qué hablas mi linda? ¿Qué hablas?

¡Ay Maye! Quiero llorar y llorar y morir llorando.

No hables así criatura. No digas enormidades. Aunque te suene a hueco, no hay mal ni dolor que cien años dure. Te lo dice quien mucha vida arrastra y quien, en ocasiones, también padeció.

Dice que quiere a otra.

Pues mejor así "mija". Uno de los dos ya tiene consuelo. Hay quienes sintiendo son tan cambiantes como el mover de las veletas y a esos, mi niña linda, a esos mejor hacerles puente. ¿Cómo era aquel dicho? Ah, sí. A enemigo que huye… puente de plata o mejor de hielo y así, cuando el sol de nuevo asome, lo convierta en agua y todas las huellas de su andar le borre.

¡Ay Maye! Pero ¿qué hago yo ahora?. Solamente llorar quiero y puedo. Es tan punzante el dolor en medio, justo donde los sentimientos, que creo me voy a desmoronar. Cada instante lo escucho y lo veo. Dormida o despierta, mismo da, lo veo. Y recordando vivo cada una de sus sonrisas, Maye. Cada una de sus miradas y cada tono de sus palabras. Y él dice querer a otra. Dice no sentirme como yo le siento. Que la vida es corta para andarla con quien no se ama, que se le fueron las ganas. Así dice.  
Ay Maye! Cierra ventanas y corre cortinas, pon bandera de lutos donde esté mi vida. Borra el verbo Amar de mi mente y de donde en mi boca anida. Quiero apagarme como una vela frente a la marea, quebrada de tanta tristeza.

Escúchame mi linda niña porque tendrás que aprender y hoy te llegó el día. Graba esto que te digo en la memoria: nada permanece en uno eternamente, ni amores ni nada. Todo pasa. El sufrir pasa, la tristeza pasa.
El amor nos mantiene vivos para poder continuar nuestro camino. El amor es un gran enigma y cada vez que lo damos, que nos entregamos y ofrecemos nuestro corazón a alguien, vamos aprendiendo a dar pasos en el camino. Todo nos ayuda a crecer. El penar también. Y el camino es la misma vida, un trayecto que se nos va llenando de significados. 
Ahora solamente ves ante ti ramajes secos de lo que un día fue frondoso árbol pero, debes aprender de este abandono y de todos los que pudieran llegarte más adelante. No busques en esos ramajes lo que se encuentra en las raíces porque no importa a quién decidas regalarle tu amor, lo importante es que decidieras darlo. Hoy es él en el que confluyen todos tus sueños, mañana otro será el que porte tus deseos. Solamente tú decides quién encarna el ser que realmente colma tus anhelos. No son ellos, eres tú. Deja que él siga por su vereda que tú habrás de seguir la tuya. 

Ahora es momento de vaciarte, tomarte el tiempo para crear espacio en donde deberá entrar todo lo que tenga que llegarte. Dale tiempo al corazón para que llore, dale tiempo a tu alma para que cure, dale tiempo a tu mente para que regrese a la felicidad. Permite luego que tu vida encuentre su caminar y una vez despierta, no irás a tientas en la oscuridad. Y luego del llanto pasajero nada de lutos y oscuridades, agárrate a todos y cada uno de los colores. Siéntate tranquila, allá afuera donde las enredaderas. Renueva por dentro y por fuera. Toma un buen libro entre manos o llena de sol tus mañanas. Contempla cuanto tienes frente a ti. 
Una vez pase el llanto deberás decirte bien alto para que toda tú te escuches: “el momento es ahora porque sólo hoy importa”.  
Mi niña chica, convierte en tuyo el presente y disfrútalo.

¡Maye! ¿De verdad se puede? ¿Se apartará de mí esta pena?

Mi hija, te digo que Sí se puede. Te aseguro que Sí se puede. 
Y ahora ven aquí, mi linda.
Acurrúcate un rato a mi vera. 
Seca tus lágrimas y deja que esta vieja, con más intensidad hoy que ayer, te quiera.





12 comentarios:

Shir dijo...

Hermoso!!!!

Anónimo dijo...

Lourdes Macias Cuevas Pepa precioso, madre mia yo estoy apenas aprendiendo poco a poco a ver los colores del arco iris, es un caminar no fácil pero que cierto relato con mucha sabiduría, te agradezco de corazón que lo compartas conmigo me ha venido en el momento perfecto. Con tu permiso lo comparto a mas de una nos llegara. Besos.

Anónimo dijo...

Esperanza Cañada Alonso Que lindo relato Pepa, cuánto me identifico con él !!!
Y sí, doy fe de que vuelves a ver todos los colores que la vida te ofrece.
Afortunadamente, nada es eterno y ... nunca es tarde para volver a empezar !!!

Anónimo dijo...

Pilar Vazquez Rouco Preciosísimo, muy tierno, escrito con una increíble sensibilidad

Anónimo dijo...

Yose van Hal preciosa... me ha llegado mas alla del mas alla.... sin palabras me he quedado ante las tuyas.... te beso.. te abrazo... gracias..... sigue sigue escribiendo y que nos llenen esos versos el corazon...

Anónimo dijo...

Los rincones de mi adorada pepa Glez esconden tesoros
Shirley Mendoza

Anónimo dijo...

Precioso
Lucía alemán

Anónimo dijo...

Gracias pepa Glez.
Isabelle Janssens

Anónimo dijo...

Viva la canarina.
Luca S.

Anónimo dijo...

Felicidad Batista, Gracias Pepa por compartir tu precioso relato. Me ha encantado. Después de algunos problemas para dejarte un comentario en tu blog, espero que al final se haya guardado. Un abrazo

Anónimo dijo...

Mi querida Pepa Glez Lanzarote, como siempre o como nunca...Mi querida Pepa Glez Lanzarote, MARAVILLOSO, real y tierno como la vida.GRACIAS POR EXISTIR, muuuuuuuuuuuuuuuaaaaaaaaaaaaaaacks <3

Anónimo dijo...

Marga de Luis

Mil gracias Pepa! Precioso y me viene en el momento oportuno para regalárselo a alguien que lo está pasando mal. Un besazo y abrazo enorme! 😘😘

Entrada destacada

15 junio, un día para descubrir una opción de mejora personal única.

Cuando una persona empieza a mejorarse, todo a su alrededor empieza a transformarse. Cuando mostramos un claro sentido de responsabil...