Ir al contenido principal

Dostoievski y lo que Pushkin le hacía sentir














Adoro a los escritores rusos. Tanto como adoro a los poetas polacos. Y estudiando sobre ellos, labor que llevo realizando desde hace años (el saber no ocupa lugar) encontré un dato que llamó mi atención. Hay un poema que hacía llorar a Dostoievski de emoción: “El caballero pobre”, de Aleksandr Pushkin. Lo cuenta su hija, Aimeé Dostoievski, en la biografía que dedicó a su padre titulada: Vida de Dostoievski por su hija
 


“[…] Habiendo formado así un poco nuestro gusto literario, empezó a recitarnos las poesías de Pushkin y de Tolstoi, dos poetas nacionales a los que tenía particular afección. Recitaba admirablemente sus poesías; había una que no podía leer sin lágrimas en los ojos, El caballero pobre, de Pushkin, un verdadero poema medieval, la historia de un soñador, de un don Quijote, profundamente religioso, que pasa su vida por Europa y por Oriente combatiendo por las ideas del Evangelio. En el transcurso de sus viajes tiene una visión: en un momento de exaltación suprema, ve a la Virgen Santísima a los pies de la Cruz. Corre desde entonces una cortina de acero sobre su rostro y, fiel a la Madona, no vuelve a mirar a las mujeres. En El idiota refiere cómo recitaba esa poesía una de sus heroínas. “Un espasmo gozoso recorre su rostro”, dice describiendo esta escena. Eso es precisamente lo que le sucedía a él cuando recitaba; su rostro se transfiguraba, su voz temblaba, sus ojos se velaban de lágrimas. ¡Padre querido! ¡Era su propia biografía la que nos leía en aquel poema! También él era un caballero pobre, sin miedo y sin tacha, que combatió toda su vida por las grandes ideas. También él tuvo una visión celeste, pero no fue la Virgen la que se le apareció: fue Cristo el que le salió al encuentro en el presidio y le hizo seña de que le siguiera…
 Vida de Dostoyevski por su hija (El buey mudo, 2011), páginas 224, 225. 

EL CABALLERO POBRE

(poema) Aleksandr Pushkin (1799-1837)

 
Era un pobre caballero
silencioso, sencillo,
de rostro severo y pálido,
de alma osada y franca.
Tuvo una visión,
una visión maravillosa
que grabó en su corazón
una impresión profunda.
Desde entonces le ardía el corazón;
apartaba sus ojos de las mujeres,
y ya hasta la tumba
no volvió a hablar a ninguna.
Se puso un rosario al cuello,
como una insignia,
y jamás levantó ante nadie
la visera de acero de su casco.
Lleno de un puro amor,
fiel a su dulce visión, 
escribió con su sangre
A.M.D. sobre su escudo.
Y en los desiertos de Palestina,
mientras que entre las rocas
los paladines corrían al combate
invocando el nombre de su dama,
él gritaba con exaltación feroz:
Lumen coeli, sancta Rosa!
Y como el rayo, su ímpetu
fulminaba a los musulmanes.
De regreso a su castillo lejano,
vivió severamente como un recluso,
siempre silencioso, siempre triste,
muriendo por fin demente.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ALTA SENSIBILIDAD, PERSONAS ALTAMENTE SENSIBLES (PAS)

La primera vez que se describe el rasgo de la Alta Sensibilidad fue en los años 70 de manos de la psicóloga estadounidense Elaine Aron.  (Elaine N. Aron)
Según sus estudios, la Alta Sensibilidad es un tipo más de personalidad. Rasgos que suelen mostrar las personas altamente sensibles son: sentir la tristeza o la alegría con mayor intensidad de lo que se considera normal, padacer dolor ajeno, intuición elevada desde la niñez, apreciar mucho los momentos de soledad disfrutando de ella, sensibilidad elevada al dolor y a estímulos lumínicos o auditivos.  La Alta Sensibilidad no es algo que se tiene, como un lunar o el pelo de un color concreto. La Alta Sensibilidad es lo que eres, debiendo aceptarlo ya que de esa manera te aceptas a ti mismo. Al aceptarse en totalidad se valorarán todas las facultades positivas de este rasgo de la personalidad. Las experiencias siempre partirán del corazón. Las personas altamente sensibles saben leer gestos, preocupándose de cada palabra, de cada movimi…

Cartas al Taller de escritura emocional expresiva

Reunir a 22 almas en un salón, cada sábado durante 10 semanas, con el único y maravilloso objetivo de escribir desde el corazón, solamente podía regalarme felicidad.

El taller de escritura emocional expresiva surge como una necesidad personal de mostrar a otros lo que para mí significa la escritura, el valor que lleva implícito reconocerse y redescubrirse mediante la redacción.
El bien que las palabras genera. El equilibrio que la ejecución de ejercicios de escritura aporta a quien es tan Valiente como para coger un bolígrafo y un papel y enfrentarse a sus miedos, sueños, deseos más íntimos, verdades y mentiras, dolor y pena, necesidades.
10 semanas para derramar vida, entregar aliento, abrazar otras almas, festejar las alegrías ajenas, ofrecer una mano a quien la solicita en silencio, llorar los fracasos y retomar tras el aprendizaje de la caída.  10 semanas de conexión humana y de desapego material, de reflexiones con hondura, de cuestionamientos reveladores, de respuestas sinceras…

El color de tu iris habla de tu personalidad.

Nuevas investigaciones y estudios sugieren que existe una correlación entre el color de los ojos, el patrón de iris y la personalidad.  Como sucede, a veces, en mi búsqueda de información recientemente me encontré varios artículos proclamando que el color de los ojos y el patrón del iris del ojo pueden indicar inteligencia, rasgos de personalidad y condición de salud. He leído que los médicos pueden hablar sobre el estado de salud de una persona examinando sus ojos, pero ésta es la primera vez que oigo decir que la personalidad o la inteligencia podrían predecirse o diagnosticarse mirando el color del iris. Fue una sorpresa para mí saber que varias personas y organizaciones han realizado estudios sobre el tema del color de los ojos y el patrón del iris en relación con la personalidad y su capacidad intelectual así como su forma de reaccionar a agentes y situaciones externas.  Mats Larsson, psicólogo en la Universidad de Orebro en Suecia, ha conectado los patrones de iris del ojo a los r…