Celda Seis

Hicimos un pozo
y lo cavamos tan hondo
que supimos que las tinieblas
no estaban abajo
que las tinieblas estaban
con nosotros arriba
donde la luz
nos 
      cegaba.

(José Mª Millares Sall - Celda Seis, obra: Celdas. 
Foto: Pepa González Díaz)

Escritura que sana heridas. Escritura emocional expresiva.



Convertir los sentimientos en palabras es alivio emocional, sobre todo tras episodios que puedan generar trauma. La escritura sirve en ciertos momentos de la vida como terapia. Psicólogos y psiquiatras incorporan la redacción como método de alivio emocional de sus padeceres. La Universidad de Auckland (Nueva Zelanda) ha confirmado que escribir ayuda a acelerar la cicatrización de las heridas físicas.
Elizabeth Broadbent, psicóloga asegura tras ese estudio que la escritura funciona como cicatrizante cuando versa sobre eventos tristes “o los sentimientos más profundos de la persona”. El estudio se realizó con adultos de 64 a 97 años. A los participantes se les hizo una biopsia que dejó una herida en sus brazos, se les pidió que escribieran durante 20 minutos al día y cada cuatro o cinco días, los investigadores fotografiaron sus lesiones hasta que curaron. Una mitad relataba en un papel sus pensamientos, experiencias traumáticas y emociones, y la otra escribía sobre sus planes del día evitando mencionar aspectos sentimentales.
 A los once días, un 76,2% de integrantes del primer grupo ya había curado la herida, frente al 42,1% del segundo.

 El estrés y la depresión están relacionados con una curación de las heridas más lenta”. “Hasta ahora solo se había investigado cómo se puede reducir ese estrés en personas mayores con ejercicio físico una alternativa factible puede ser la escritura expresiva, que es breve, fácil de administrar y barata”, subrayan los autores. ¿Qué diferencia hay entre redactar y hablar? “Verbalizarlo también es importante, pero normalmente hay un interlocutor que va a intentar aconsejarnos o consolarnos. Eso no pasa cuando escribimos. En un papel, que sabemos que nadie va leer, solemos ser más sinceros y puede resultar más terapéutico. Cuando uno menciona aquello que no puede ser nombrado, se libera” “El proceso cognitivo de organizar lo que uno piensa para escribirlo, tiene un efecto calmante. Puede producir relajación física, bajada de la presión arterial, caída del ritmo de respiración y mejora del sueño, según los estudios”.

Escritura emocional expresiva, otra forma de escribir para sanar. Aprende a manejar tus emociones sin reprimirlas. Transforma los pensamientos menos optimistas en pensamientos positivos. Crece dando valor a lo que realmente lo tiene para ti. Utiliza la escritura como herramienta  productiva mediante la cual podrás  localizar áreas personales en las que trabajar para mejorar.
Redefine el presente, modifica y crea tu futuro.
Contacto: pepagonzalezdiaztalleres@gmail.com

PAS - Personas Altamente Sensibles, asertividad y reconocimiento de los sentimientos

Despertar el interés emocional por otras personas es esencial para poder abrir los ojos a  la empatía. Colocarse en la piel del otro, ponerse en los zapatos del otro. Esta cualidad es inherente a las personas altamente sensibles (PAS), nacemos con un sensor emocional que nos va dando pistas sobre cómo se encuentra la persona que tenemos frente a nosotros y es que, reconocer nuestras propias emociones y darle la importancia que merecen, es algo que hacemos desde nuestra más tierna infancia.

Las/os PAS son capaces de comunicar abiertamente sus emociones, además de gestionarlas, con o sin ayuda previa. 
A veces, abrumados por el ruido exterior, tienen la sensación de ser seres poco habituales, extraños, solitarios pero el contacto con otras personas de alta sensibilidad les da fortaleza y les genera un placentero bienestar que de forma recíproca, recargará sus interiores con una paz y una alegría de vivir maravillosa. 


La asertividad es otro de los puntos fuertes de las personas altamente sensibles. Conscientes de todo lo que les sucede en su interior, son capaces de pedir lo que necesitan y de manifestar sus opiniones de forma libre, sin medias tintas, sin temor a ser rechazados.

¿Cuántas veces escuché eso de: eres poco diplomática...? Es cierto, podemos resultar poco diplomáticos pero jamás maleducados, evitar el daño a terceros es nuestra máxima.

La asertividad, el saber dar nuestra opinión si amedrentarnos y con total claridad respetando a los demás, genera un sentimiento de seguridad y autovaloración increíbles. Ser PAS no significa ser débil, todo lo contrario, es "estar" en la vida de forma consciente viviendo siempre desde el corazón y los sentimientos.
Recuerda que la asertividad está diseñada para defenderte con inteligencia.


Adjunto vídeo sobre dos niños PAS con subtítulos en inglés, disfrútalo.
Son muchas las cosas que aún debo hacer: acabar de matar la memoria, procurar que mi alma se vuelva de piedra, y aprender de nuevo a vivir. Anna Ajmátova