Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como #pepagonzalez

Te lo prometo

¡No te dejaré! Una y otra vez Gloria escuchaba aquella frase de labios de su hija. ¡No te dejaré, no te dejaré! Enfrascada en su ritual diario de somnolencia, aquella voz dulce y temblorosa que repetía sin cesar una voluntad férrea de acompañarla, le provocaba tristeza y un tumulto de recuerdos de antaño. Arrastraba la voz de su hija un sinfín de instantes en que esa frase había marcado su vida. ¡No te dejaré!
Le hubiese gustado mirar entre sus álbumes de fotos de la niñez. Buscar entre sus baúles, de piel carcomida, y revisar una a una aquellas imágenes de un tiempo lejano incluso en la memoria. Consciente de aquella imposibilidad física decidió traer de vuelta el primer momento en que su madre le dijo aquellas mismas palabras. Se veía entrando en un largo pasillo de hospital, por momentos inundado de oscuro, por momentos lleno de claridad cegadora. La mano de su madre le apretaba los delgados dedos de niña que entraría poco después en quirófano.No tengas miedo, ¡no te dejaré!.Y el ol…

Escribir para vivir mejor

Aunque la persona que me grabó me pone en horizontal, en vertical e incluso le dio vuelta al Ipad y consiguió colocarme haciendo el pino, el mensaje creo que se escuchó clarito. Gracias a la artífice del mismo por dejar constancia de la charla en Encuentro Sentidos de Yaiza 2014. Y gracias a quien decida dedicar diez minutos a escucharme y a retener en memoria lo que aquí les transmito. Gracias.




La tinta de la memoria.

Pues resulta que andaba yo hoy loca buscando calcetines altos de color amarillo, beige o canelo (color café y leche, más leche que café) tal y como reza el último petitorio del colegio de mi hijo. Amarillos y altos, canelos y altos, beiges y altos porque así lo pautan los que orquestaron el musical anual infantil. Y en ese entrar y salir de mercerías y tiendas de ropa para enanos de jardín en busca del tesoro en formato medias de fino hilo, en captura de esa nueva utopía textil con colores y talles definidos, me doy de frente con Pejumae, una tienda local archiconocida en la capital conejera para copias e impresión y venta de material de oficinas.  En un instante que conseguí apartar de la testa el objetivo "compra de calcetines para el musical del niño", recordé que voy escasa de anillas para encuadernar mis últimos proyectos vitales - talleres de animación a la lectura y escritura creativa para niños y de creación literaria como terapia para adultos. Decido adentrarme con …

FELICITACIONES