Mostrando entradas con la etiqueta Edna O´Brien. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Edna O´Brien. Mostrar todas las entradas

martes, marzo 25

EDNA O´BRIEN


Edna O'Brien, (Tuamgraney, Irlanda, 1932), es una de las voces más prestigiosas de la narrativa en lengua inglesa de nuestro tiempo, aclamada tanto por la crítica como por los más prestigiosos autores contemporáneos. O'Brien siempre sintió la necesidad de escribir. Su carrera literaria arrancó, precisamente, con la novela publicada ahora por Errata naturae, Las chicas de campo (1960), que le proporcionó fama mundial, tanto por su calidad literaria como por reivindicar la independencia de las mujeres en un ambiente hostil. Considerada la grande dame de las letras irlandesas, desde la publicación de esta obra, Edna O'Brien ha gestado novelas de gran calidad como The Lonely Girl, Girls in their Married Bliss o A Pagan Place (todas ellas de próxima publicación en Errata naturae),así como el libro de relatos Saints and Sinners, la obra de teatro sobre Virginia Woolf titulada Virginia y dos importantes biografías: sobre James Joyce y sobre Lord Byron. 
Las chicas de campo, ocasionó gran polémica en su Irlanda natal, llegándose a quemar ejemplares de la novela en una plaza pública como si de una obra de irreverencias, en época del medievo, se tratara.

Breve de Las chicas de campo de Edna O'Brien: 
Irlanda, años 50. Lejos de la capital, Dublín, y en medio de un verde paisaje, bellísimo pero exigente, la joven y aplicada Caithleen ha crecido llena de encanto gracias a la sabiduría y humildad de su madre; una madre obligada, por las duras condiciones del campo, a ser fuerte en cada momento, a sobreponerse a toda desgracia. Pero algo va a suceder que transformará la vida de Caithleen. Y en esa nueva vida, la de la única hija de una familia venida a menos, estará acompañada por su amiga de la infancia Baba, por la sofisticada madre de ésta, por el peculiar Hickey… y por una docena de personajes soberbiamente retratados que hoy día nos siguen pareciendo muy vivos; y entrañables, como en toda vida que merezca la pena rememorar. Caithleen recuerda para nosotros su pasado: unas veces lleno de risas; otras, superando las lágrimas. Recuerda los ritos de paso que la llevaron hasta la madurez: los días de internado, el descubrimiento del amor, la necesidad de aventuras e independencia y, al fin, la gran ciudad, con sus brillantes promesas de futuro. 

Estamos, sin duda, ante una extraordinaria novela, iluminada tanto por el humor como por una dulce melancolía; un relato repleto, además, de esa poderosa fuerza que tan sólo concede la juventud. Únicamente El hombre tranquilo, de John Ford, ofrece paisajes y momentos como esta obra cumbre de la literatura irlandesa del siglo XX.












Entrada destacada

Escritura Emocional, la escritura que cambiará tu vida

¿En ocasiones desearías que tu vida fuera más fácil y disponer de herramientas para hacerlo real? ¿Sientes que eres de esas persona...