Mostrando entradas con la etiqueta María Lejárraga. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta María Lejárraga. Mostrar todas las entradas

miércoles, septiembre 17

MUJERES QUE HACEN HISTORIA






María de la O Lejárraga García fue una escritora y feminista española. 

Es también conocida como María Martínez Sierra, seudónimo que adoptó a partir de los 

apellidos de su marido, Gregorio Martínez Sierra. 

Fue la mayor de siete hermanos. Bilingüe en español y francés. Traductora de

Shakespeare, Sthendal, Sartre...

La llegada de la II República la liberó al igual que a tantas otras mujeres. Suelta lastre y empieza a volar sola. Ya había formado parte del Lyceum Club con Victoria Kent y Zenobia Camprubí. Ahora, funda la asociación feminista La Cívica en la que pretende acercar la cultura a mujeres de clase trabajadora. 


María Lejárraga se presentó a las elecciones españolas de 1933 y desde su primer mitin

dejó  claro el ideal que la impulsaba:


Sí, humilde entre las humildes, ésta será desde hoy mi propaganda. No saldrá otra 

lección de mi boca, no hablaré de doctrinas, ni de odios, ni de lucha, ni siquiera de

victoria final: jamás prometeré paraísos para un más lejos tan ilusorio como los que

prometen otros para un más allá. Hablaré de la vida cotidiana, de su miseria, de su

dolor, de cómo hay que vencerlos a fuerza de unión, de saber, de conciencia, diré

cómo es indispensable salir del pantano de la ignorancia, de la selva desesperada 

del no saber... hablaré del crimen de la resignación.


Algo que salió de esa gran mujer y que podría haberse escrito en la actualidad.

“La situación de España, como la situación de todo el mundo, es realmente temerosa.El sistema capitalista, la economía del siglo, se derrumba…hay en el mundo millones de seres humanos que no pueden satisfacer las necesidades más importantes de su vida. Y esto ¿tal vez es porque la humanidad se ha multiplicado más que los medios de la vida? De ningún modo.
La humanidad tiene medios de producir tan eficientes que existe una superabundancia de productos. Hay demasiado de todo, pero lo producido se halla acumulado, cerrado en un solo almacén, del que se ha perdido la llave. El que abre este almacén es el dinero. El dinero se gana trabajando. Pero como hay más productos que necesidades no hace falta que todos trabajen. Hay parados. Y el que está parado no compra ni consume.
El que tiene dinero, el privilegiado, puede usar de todos los bienes necesarios. El resto de la humanidad, la mayoría, carece absolutamente de lo necesario para poder vivir…”


OJALÁ Y ESCUCHARA LÍNEAS COMO ÉSTAS EN LOS DISCURSOS PARA EL 2015. 

OJALÁ.


Entrada destacada

Taller de Radio en colegio Sta. María de los Volcanes Nazaret.

La radio es vida, alegría, diversión y frescura.  Hoy hice el programa "La Maresía" por la mañana con el director de la radio Tías...