Mostrando entradas con la etiqueta Una.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Una.. Mostrar todas las entradas

lunes, enero 23

Rellenando espacios




¿Para qué desdoblarse? ¿Para que intentar ser más de una, ser dos o tres o veinticinco si no se puede?
Mucho mejor ser consciente de que Una es simplemente eso, Una. Una mujer que no es capaz de todo pero que cada día intenta lo imposible. Una mujer que lucha, que vive, que se desvive, que se mimetiza con el entorno según la hora, el lugar o el día. Una que se levanta días mejor y días peor. Que a veces ve colores por doquier y que en momentos puntuales, sueña con meterse entre sábanas y convertirse en humo. Una que llena de recuerdos y de memoria histórica, prefiere dejar de pensar para continuar respirando. Una que no llora aunque en ocasiones lagrimea, que no desmaya aunque en ocasiones se desploma, que no se entumece aunque en ocasiones se convierta en piedra, que no vacila aunque en ocasiones se inunda de dudas, que no tiembla aunque en ocasiones es hoja bailando al compás del aire, que no huye aunque en ocasiones le faltan túneles por donde desaparecer. Una que imagina vidas y que recurre a los sueños para inventar vivencias no padecidas o disfrutadas, cuando la soledad y las sombras rondan queriendo ser libre, ser independiente, ser viajera, ser pintora, ser antropóloga, ser artista, ser bailarina, ser piloto, ser navegante, ser descubridora, ser científica...Una. Solamente eso, Una.
Y rellenar los espacios, los huecos, las gavetas, los cajones de la cómoda, la cajetillas vacías con todos esos pequeños anhelos que, alegrando de forma efímera los segundos consiguen entristecer por inalcanzables, por  abandonados, por lejanos, por pasado, por sepias. 
Así como el avestruz esconde su cabeza en hueco oportuno, que se acomoden todos esos intentos fallados y fallidos en las cajetillas en hilera. Allí donde el viento les dé frescura, donde el sol les regale descanso, donde la noche les otorgue letanía. 
Donde no molesten, donde no se piensen, donde no se esperen. Y dejarme ser Una.

Entrada destacada

Escritura Emocional, la escritura que cambiará tu vida

¿En ocasiones desearías que tu vida fuera más fácil y disponer de herramientas para hacerlo real? ¿Sientes que eres de esas persona...