Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como fotografía

Self-portrait

El autorretrato es uno de los ejercicios de examen y observación más complejos que puede hacer un creador. Conlleva escudriñarse el semblante y la fisonomía. Analizarse para lograr que el gesto, el ánimo e incluso el alma, se trasladen a la obra que persigue realizar.


El mío: Desfigurado, un Borrón en blanco y negro, un Contorno, un Trazo sin perfil, sin Ombligo de inicio, sin Extremidades útiles, a expensas de ser concluida por el que me mira, como Figura de arcilla a medio terminar,
una Sombra.

Me beneficio de la pluma de Eliseo Alberto y hago mía su frase: 
“Me considero afortunada. La gente que me mira no me ve”


























All of me ...Why not take all of me
Can't you see I'm no good without you
Take my lips I want to lose them
Take my arms I'll never use them
Your goodbye left me with eyes that cry
How can I go on dear, without you
You took the part that once was my heart
So why not take all of me

FRANCESCA WOODMAN - FOTÓGRAFA

(Denver – Colorado) Hija de George y Betty Woodman, artistas plásticos que en la actualidad gestionan un archivo de más de 800 imágenes tomadas por su hija Francesca. Su trabajo se identificó con el surrealismo y el futurismo, ganando importancia en sus fotografías así como el declive, representado paredes desnudas como fondo y objetos antiguos, llenando con ellos su obra. Se trasladó a Nueva York en 1979 en donde quiso hacer carrera fotográfica. A causa de una depresión, Francesca Woodman se quitó la vida el 19 de enero de 1981 lanzándose al vacío desde un edificio.
Sus fotos son retratos de mujeres en blanco y negro y, en muchas, ella es la modelo. El cuerpo es elemento central, anatomías borrosas, sombras en espacios abandonados y en decadencia. Fascinada por la muerte y su significado, la hace sentir en fotografías dentro de casas vetustas junto a naturalezas mortecinas y rincones en ruinas.
Sus retratos gotean vigor, carácter, fortaleza e innovación. En ocasiones, la mirada de Woo…