Mostrando entradas con la etiqueta reconocerse. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta reconocerse. Mostrar todas las entradas

lunes, mayo 7

Soñar la perfección.



Conocerme. Re-conocerme.


Sería bueno que uno pudiera conocerse desde antes.

Desde el principio. En el inicio de todo. Sin accidentes que nos perfilen.

Antes de que las circunstancias lo estructuren a uno.

Previo a que el entorno definiera cómo deberá actuar, replicar, deambular uno.

Sería bárbaro poder mantenerse puro y limpio como en primicia, recién estrenado cada día.

Interpretar con elocuencia la mayor de las representaciones existentes: vivir.

Vestir el atuendo más personal, el traje que mejor nos siente, el que de verdad se adapte al cuerpo.

Salir a escena para figurar como directores del papel de nuestras vidas, como único actor, como único espectador.

Sería increíble.

Equivocarse mil veces, millones de veces, sin lupas analíticas cuestionándonos, aconsejándonos, buscando porqués a nuestros actos erróneos.

Hacer y desbaratar por el simple afán de confeccionarnos mejor, con más detalles, con menos abalorios.

Agacharse e incorporarse siguiendo la melodía que nos hiciera vibrar. La voz que nos hiciera respirar.

Cerrar o abrir los párpados, sin directrices y sin instrucciones impresas y expresas, para recrearse en el perfume más amado.

Llorar y reír sin cortapisas, desprendiéndose uno de los anclajes más oxidados.

Desnudarse ante la cálida y pura luz o cubrirse ante las frías e inoportunas sombras, según apetezca.

Amordazar a la algarabía despierta, chillarle a la soledad adormecida.

Ahuyentando el temor al camino aislado.

Cerrando portones, abriendo cancelas hacia lo más codiciado.

Y finalmente...conocernos. Re-conocernos.



Entrada destacada

Escritura Emocional, la escritura que cambiará tu vida

¿En ocasiones desearías que tu vida fuera más fácil y disponer de herramientas para hacerlo real? ¿Sientes que eres de esas persona...