miércoles, abril 10

Ahmad al-Shahawi


Romero enamorado


La luna, sin una manzana, está a oscuras.
La noche, sin una manzana esperando, está desierta.
Las manos, sin una manzana respirando, están inmóviles.
Un cuerpo, sin una manzana roja, está averiado.
Una manzana, sin labios, está podrida.
Tu fruto me llamó y yo peregriné.

Una sola vez no sirve a un hombre enamorado que no encuentra tu camino. 




lunes, abril 8

HARTURA TENGO, DE FONDO.








Muchas veces me he decantado por Escandinavia. Si me dieran a elegir país, yo elegiría cualquiera de los escandinavos.
He querido ser danesa, noruega, incluso islandesa pero sobre todo, he querido ser sueca.
Pertenecer a tierras de vikingos, una de mis debilidades. Haber nacido rodeada de bosques, de renos, de navidades blancas, de lagos y salmones brincones.
Hablar un idioma tan antiguo y abstracto como los perfiles descomunales rocosos de tierras gélidas del norte o, tener la natural tendencia a tomar vodka para calentar los huesos soportando inviernos de vientos glaciares. Haber tenido la posibilidad de contemplar ballenas en su hábitat y crecer con la férrea creencia de la existencia de todo tipo de Dioses protectores de la naturaleza, de fenómenos meteorológicos, de la costa, del mar y de la pesca, dioses de la luz, de la belleza, de la sabiduría, de la música, de las canciones, de la poesía, de la gentileza, del sol alumbrador, de la fertilidad, de la paz, del amor, de la juventud, de la lucha…

¿Cómo no iba a desear ser nórdica? ¿Cómo no querer cumplir años bajo el influjo de cientos de cuentos mitológicos en donde una veintena de deidades defensoras me enseñarían cómo andar y encauzar, con respeto y sabiduría, mi propia vida?
Escandinava. Siempre escandinava.
Hasta ayer.
Porque ayer descubrí que tampoco me hubiese importado ser nipona. Hija del imperio del Sol Naciente. Hija de la Sabiduría práctica oriental. Y es que leer a un japonés de a pie, talmente Hisayuki Inoue, Directivo de casa automovilística Toyota afirmando que: “La crisis nos ha ayudado a ser más fuertes” o “Estoy contento y confío que el año próximo será mucho mejor” o “Trabajar juntos significa mucho y así debemos seguir por el mejor y más justo fin”, me hace comprender que, lejos del negativismo y de la aflicción que se cierne sobre este país en donde me tocó nacer, existen otros lugares del planeta en donde menos no significa pérdida, en donde luchar es un Debes, en donde buscar soluciones es un Tienes que. Japón, un país que aprendió de la mezcolanza de distintas corrientes ideológicas todo lo que hoy día es: del Budismo Zen, del Sintoísmo, del Confucionismo. Un país en donde se han debatido temas de forma generalizada y popular como: el lugar que ocupa el ser, la conciencia, la importancia de la humanidad, del trabajo en equipo, del todos por todos, la ética ecológica, el naturalismo, el renacimiento y la lucha ante las adversidades, la cooperación silenciosa, la vida interior.

Escandinava o nipona.

Aunque en mis sueños más profundos he decidido ser canadiense.
Y a esta altura de mi derrame mental, al más puro estilo diario de adolescentes, estarán pensando: ¡Pepa González se chifló! Ahora dice haber nacido en Quebec.

Las ganas. Si hubiese nacido en Canadá, viviría en uno de los lugares elegidos internacionalmente como de los mejores del planeta para pasar la vida por su bienestar. Un lugar civilizado en el más extenso significado de ese término, con un excepcional sistema de salud, de seguridad social, con altísimo nivel educativo, un lugar con un ambiente natural seguro y limpio, un país cosmopolita.
De esa forma, siendo canadiense, tendría solventado el tema de las ballenas, las nevadas, las navidades blancas, bosques, lagos, pesca, paisajes de naturaleza de postal. Y por otro lado, habría crecido bajo la tutela de la filosofía, si no nipona, sí cuáquera de lucha por la prosperidad de la comunidad, la ayuda al prójimo, por la búsqueda de la mejora del entorno más próximo y haciendo el bien sin mirar a dónde o a quién irá a beneficiar finalmente tus actos. Canadiense.

El asunto es que no me siento parte del país que consta en mi documentación oficial. No lo siento parte de mí, no me entusiasma esa bandera a dos tonos, no me pone los pelos de punta ni su himno ni su folclore, tampoco la historia, una historia que me resulta lejana, tan lejana como los libros de donde saqué toda la información cuando niña como temática obligatoria de cultura general en la EGB. No me resulta más cercano un cocido castellano que una Kartoffelsalat ni más sabrosa una fabada que un British Breakfast con huevos, judías y bacón (beicon) churruscadito. Ando más lejana del salmorejo andaluz y del pretérito perfecto castellano y más próxima al Acorda alentejana portugués (un caldo con cilantro, migas y papas) o a palabras lusas como fechillo, gaveta, liña o cambullón.
Obviamente, el haber nacido en una isla en medio del Océano Atlántico, vivir en zona turística y acostumbrar el oído, el gusto y la vista a decenas de acentos, sabores y banderas, ha hecho el resto. Es habitual que un canario se sienta inmigrante en su propia tierra, ciudadano del mundo, se sienta mucho de acá y también de allá.
Vikinga o samurai o colona francesa o navegante portuguesa. El caso es no seguir indigesta con el hedor putrefacto que desprende un país que se cayó hace rato y que, después de arboleda caída, siguen haciéndola astillas para fogata.

Ya saben que me enveneno con lo que pasa en España. Y no deseo rememorar detalles ni fotogramas que a todos nos han metido por vena y sin permiso previo, desde las televisiones, diarios escritos y programas radiofónicos. No quiero desde esta puerta de Rincones porque la hartura, pienso, es global. Un empacho que ha conseguido llevar a la mayoría a buscar procedimientos, ciencias, lecturas o disciplinas para intentar separar la mente del cuerpo. Como si la mente estuviese fuera de nuestro cuerpo. Como si pudiéramos desligar una de otro. Para olvidar. Es lo único que escucho últimamente de los más próximos.
Olvidar. Olvidar que sucede, olvidar que nos pasa, olvidar que estamos, olvidar que sufrimos, olvidar que igual no podemos soportarlo más. Olvidar. Olvidar que hay perros guardianes de manos sucias, canes de delincuentes, fieles perros de sus amos que les allanan el camino para hacerles ligero el paso. Olvidar que hay quienes trabajan por nada, quienes trabajan para nada, quienes trabajan subyugados por una espada que más que de Damocles debiéramos llamar “Espada de la Sinrazón”. Olvidar que tres de cada diez niños en Canarias sufre pobreza, olvidar que mientras esos pequeños pasan hambruna otros más afortunados siguen en su mundo paralelo, haciendo oídos sordos y ojos ciegos, ante una realidad que sólo ellos han manufacturado, engordado, institucionalizado. Olvidar que se nos amenaza, que se nos ningunea, que se nos roba la dignidad. Olvidar. Y olvidar, seguir olvidando que nos enfermamos, que nos vamos deteriorando gracias a una crisis perenne, que nos quitan la alegría, que nos van apagando de a poquito, que nos manipulan como a títeres, olvidar que somos sus piezas de ajedrez en una partida de dos o tres. Sí, olvidar. Olvidar que estamos, olvidar que una vez fuimos, olvidar que sentimos. Mejor olvidar. Yoga, Taichi, Footing, Meditación o Lobotomía. Vivir y olvidar mientras los sinvergüenzas siguen haciendo de las suyas desde las alturas, mientras los hipócritas continúan envenenando los ambientes desde las cimas más altas embaucándonos con sus falacias, mientras mentirosos fariseos con sus sonrisas de revista impostadas harán las delicias de fieles súbditos apegados por la necesidad, mientras un mayor número de indocumentados, estúpidos corruptos, necios manipuladores, drogadictos de traje chaqueta y untadores de lomos aderezados con cuentas en el extranjero seguirán disfrutando últimos modelos de autos fabricados para gentes como ellos, recreándose en restaurantes con excedentes de tenedores como carta de presentación, divirtiéndose en vacaciones entre esquiadores, hospedándose en hoteles con categoría GL (gran lujo), navegando con tecnología puntera desde viviendas en donde cabría toda una comunidad vecinal, regocijándose pero, eso sí, quejándose por los dineros como política, oración o tradición. Quejándose para, por minutos puntuales, bajar sus vidas bien estructuradas desde las altas nubes y aproximarse en algo a ese pueblo – con lógica patente llamado Pueblo Llano – y mostrarles una empatía inexistente pero bien estudiada.


 @@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@



Hola,
Soy Pepa González.
De ideología Cuáquera. Oníricamente medio nipona-canadiense-sueca. Portuguesa por decisión propia y porque me da la gana.
Y ya no, no estoy indigesta.
Gracias a los paseos, el aire, la fotografía, los libros y estas purgaciones a golpe de teclado.
Hartura tengo de fondo… un poco, no voy a mentirles. Pero la olvido, a ratos.



domingo, abril 7

FRANCISCO ARTEAGA

Ya puedes descargar el número 80 de la revista FOTODNG en donde publicitan el portfolio de Francisco Arteaga, fotógrafo tinerfeño, magnífico retratista especializado en imágenes blanco y negro. Una auténtica delicia y un reconocimiento esperado y acertado. Disponible para Ipad





viernes, abril 5

EL VIAJERO DEL SOL DE GUNNAR ÁRNASON








Esta escultura de acero que pueden contemplar en imágenes previas, 
 cuya estructura metálica evoca la de un barco de guerra vikingo, 
domina la bahía de la capital islandesa
Es una de las esculturas más destacadas del país.

Su nombre:
Sólfar, El viajero del Sol o Sun Voyager

Localizada en Saebraut, junto al mar, en el mismo centro de Reykjavík 
 a dos pasos del puerto, simboliza la esencia de la ciudad, 
marcada por la historia de asentamientos vikingos y 
la importancia de la pesca.


Sólfar es, como su propio autor explicó al crearla, una oda al sol. 
Contiene en sí misma la promesa de un territorio por descubrir, 
un sueño de esperanza, 
progreso, 
libertad. 

En 1986, la ciudad financió un concurso para premiar a la escultura que se instalaría al aire libre y con ella conmemorar el 200 aniversario 
de la ciudad de Reykjavík. 
Gunnar Árnason ganó el concurso, y el modelo de aluminio 
(42,5 x 88 x 36 cm) se presentó a la ciudad para su posterior ampliación. 
El tamaño completo de Sólfar fue mostrado al país el día del cumpleaños de la ciudad de Reykjavik, el 18 de agosto de 1990. 

La obra está construida con 
acero inoxidable de alta calidad asentada 
sobre un círculo de losas de granito.



Jón Gunnar Árnason:




(1931–1989 en Reikiavik) escultor islandés. Se preparó en la Escuela de Arte en la Universidad de Islandia de Reykjavík  en la Escuela de Artes Visuales graduándose como ingeniero. 
Continuó estudios artísticos en Londres. 
Gunnar Árnason es uno de los escultor islandeses más conocidos internacionalmente. 
Sus obras están expuestas en galerías de Islandia, Noruega, Países Bajos y Alemania. Gunnar Árnason fue miembro de la Sociedad Islandesa de Escultores junto a Sigurösson, Kjartansson y Pálsdóttir.








jueves, abril 4

De la mano






 Paseemos 
Paseemos hoy mismo, mañana, por siempre, Paseemos


Dibujemos con ceras mil cielos de azules luminosos.

Naveguemos áridos caminos cual aventureros gloriosos.

Moldeemos nubarrones de esponjosa lluvia bautizándolos 
acantilados frondosos.


Paseemos ahora, en breve, eternamente, Paseemos


Degustemos aloes, palmerales, frutales, azucenas 
rosales de aromas gozosos.

Hilvanemos ventiscas y lloviznas en jornadas interminables
de minutos dichosos.

Respiremos mares de silencios 
dejando que sean otros quienes hablen y alboroten,
 susurrándonos ojos ardorosos.


Paseemos el presente, este instante, sin dilación hasta la muerte, Paseemos


Acariciemos las luces del alba, los fríos anocheceres 
sombreados de sueños venturosos.

Bailemos cada huella, cada pisada, cada rastro, 
deslizando los senderos de perfiles esplendorosos.

Disfracemos las amarguras, las desdichas y sinsabores 
de júbilos milagrosos.


Paseemos sin demoras, Paseemos


Arranca cualquier desventura caminando junto a mi paso.

Desamarra todo pesar que se halle anclado en mi ocaso.

Libera alma, cuerpo y vida, la tuya primero y después, la mía 
sin letargo, sin retraso.


Vente.
Paseemos.









miércoles, abril 3

REEVO


La Educación Prohibida es un proyecto que no termina con una película,
nos interesa abrir la discusión, continuar investigando y generando
contenidos libres. Por esa razón nos estamos dedicando al proyecto
Reevo.

Reevo es un proyecto para construir una red social que promueve
iniciativas educativas que se caracterizan por el respeto a la vida,
los seres humanos y su entorno, los contenidos seran abiertos y
libres, queremos que todo el mundo pueda aportar y conocer las
experiencias e  ideas que existen en educación.

El proyecto no tiene fines de lucro, actualmente estamos buscando
financiamiento de forma colectiva como lo hicimos con la película, y
necesitamos de tu ayuda para difundir y hacer realidad Reevo.

El 1 de Abril comenzamos la campaña de finanaciación colectiva a
traves de goteo: http://goteo.reevo.org

¡Mira el video de la campaña y ayúdanos a compartirlo por toda la Red!
http://vimeo.com/62993385

¡Ayudanos a hacer realidad Reevo!

Gracias.


------------------
Equipo Reevo.
http://www.reevo.org/

La Tierra Herida - M. Delibes / M. Delibes de Castro




No te vendas,
Que no te canalicen,
Que no te entuben, 
Que no te encajen,
Ni te compriman, 
Que no te hagan tabletas, 
Que no te metan en una botella,
¡Cuidado!

Pablo Neruda
Oda al aire

miércoles, marzo 27

AHMAD AL - SHAHAWI





El poeta árabe Ahmad Al-Shahawi Nació en Damietta, Egipto, el 12 de noviembre de 1960. 

Realizó estudios de Periodismo, licenciándose en 1982. 

Participó en la fundación del periódico Sawt Sohag y en él dirigió la sección cultural. 

En 1985, empezó a trabajar en el periódico Al-Ahram. 

Participó en la fundación de la revista cultural perteneciente al mismo periódico, Nisfal-dunia y además intervino en numerosas actividades desarrolladas en los Estados Unidos, vinculadas con su profesión. 

En 1995 obtuvo el Premio UNESCO de Letras y en 1998 el premio Kavafis de poesía. 

Es miembro de la Comisión de Poesía del Consejo Superior de Cultura de Egipto desde el año 2001. 

Ha publicado 10 libros de poemas, entre ellos: 

Dos Rakaas para el amor
Los dichos
El libro del amor, Asuntos desenamorado
El libro de la muerte. 

Su obra poética denota un profundo conocimiento del patriotismo sufí musulmán y del Maghreb árabe hasta el persa, pasando por Egipto.



DICHOS DEL EXILIO

La tierra es una cárcel,
y los cielos guardan las estrellas fugaces.
Huye,
entra en el trono del amor,
pues la muerte es una criatura,
y tu lugar es el desierto.
Tu secreto se ha difundido,
y la duración de tu tiempo surge de una rosa.
Visitarás un istmo
y serás aniquilado,
mas tu alma permanecerá indescifrable.


DICHOS DEL AGUA
(extractos)

Entrego mi cuerpo
a cualquier holganza
y olvido el agua del primer instante.
Escribo en el aire del sueño
una letra para el suicidio de dos ciudades.
Coloco la cabeza sobre la almohada de la tierra
e invoco los comienzos.....

¿qué percibió esa mujer cuando abrió la puerta de su infierno
y vio el libro de las expresiones?
¿lloró acaso la  historia de su placer?
¿se convirtieron en fuego las escalas de su alma?
¿Se enemistó con el anhelo que dormía en el fondo de su corazón?

Se colocó la mujer en el agua del dolor
y se bañó en la sangre de los recuerdos....

Abandonó ella los pañuelos de papel de su alma
y ascendió los escalones hasta los árboles de mi alma,
donde comió todos los frutos.

Salgo del polvo
y camino hacia un abismo...



IRONÍA





Dos soledades.


Un único vacío.
Dos miradas.
Encontradas.
Reconocidas.
Perdidas.
Dos almas sabiéndose una.
Deambulando separadas.

La vida misma.
Ironía. 




EL CAFÉ PENDIENTE



"Entramos en un pequeño café, pedimos y nos sentamos en una mesa. 


Luego entran dos personas:

- Cinco cafés. Dos son para nosotros y tres "pendientes".


Pagan los cinco cafés, beben sus dos cafés y se van. Pregunto:


- ¿Cuáles son esos “cafés pendientes?


Me dicen:


- Espera y verás.


Luego vienen otras personas.


Dos chicas piden dos cafés - pagan normalmente.

Después de un tiempo, vienen tres abogados y piden siete cafés:

- Tres son para nosotros, y cuatro “pendientes”.


Pagan por siete, se toman los tres y se marchan. 


Después un joven pide dos cafés, bebe sólo uno, pero paga los dos. 

Estamos sentados, hablamos y miramos a través de la puerta abierta 

la plaza iluminada por el sol delante de la cafetería. 

De repente, en la puerta aparece un hombre pobremente vestido y pregunta en voz baja:

- ¿Tienen algún "café pendiente"?

(Este tipo de caridad, por primera vez apareció en Nápoles. 


La gente paga anticipadamente el café a alguien que no puede permitirse 

el lujo de una taza de café caliente. 

Allí dejaban en los establecimientos de esta manera no sólo el café, 

sino también comida. 

Esa costumbre ya ha salido de las fronteras de Italia y se ha extendido

a muchas ciudades de todo el mundo)





*Gracias tocaya, Pepa Glez Ramírez 
por darnos a conocer tan bello gesto
solidario. 
Me has vuelto a tocar el corazón



martes, marzo 26

Divinidad y su voz en Off.




A tu lado. 
Esperando. 
Aguardando que detuvieses el tiempo y miraras a tu diestra.
Ahí estuve siempre. 
Cerca. 
Donde poder mirarte y escucharte. 
Ahí estoy desde hace siglos. 
En tu cercanía.
Junto a tu cuerpo.

(monólogos del Altísimo)





MyStudios.com






Cualquier pintor, miles de pinturas (gracias Marysaro Marrero)






TRADICIÓN DE LOS HUEVOS DE PASCUA


Sin duda, de todas las costumbres pascuales, la más popular y extendida en el mundo quizás sea la de los huevos de Pascua, cuyo origen tiene tantas leyendas detrás como formas de decorarlos existen.

Algunos creen que como antaño se seguía un riguroso ayuno en Cuaresma, no solo de carne sino también de huevos, existía la tradición de hervirlos con anterioridad para garantizar que se mantuvieran conservados, y en Pascua comerlos en familia y distribuirlos como regalo, a vecinos y amigos.

Otros historiadores sugieren, sin embargo, que durante la Edad Media, en Semana Santa, era común que los censos feudales se pagaran con huevos, y como muchas veces se estipulaba que el día de pago fuese el domingo de Pascua, era tradición que existieran gran cantidad de huevos en esa fecha.

En Francia, por ejemplo, los jóvenes organizaban la "Procesión de los Huevos", pues los iban recolectando por todo el pueblo para posteriormente ser bendecidos y obsequiados en la Iglesia local, donde eran destinados a socorrer a los más pobres.

Dicen que fue en la época del rey Luis XIV cuando se introdujo la idea de pintarlos, para después venderlos como objetos decorativo, e incluso ofrecerle al monarca cestas cargadas de huevos dorados y decorados de forma artística.

En Hungría, por ejemplo, era común que el lunes de Pascua, los pretendientes acecharan desde el amanecer a las jóvenes de su aldea, para llevarlas junto a las fuentes, y luego pedirles como premio un beso y un huevo.

En los Escandinavia, en cambio, eran considerados como un anuncio de la inminente primavera, por lo cual los huevos frescos eran decorados con colores vivos y alegres, como forma de simbolizar el fin del largo invierno.

Hay que tener en cuenta que los huevos siempre han tenido un alto simbolismo religioso, incluso en las cosmogonías más primitivas, pues siempre ha sido símbolo de resurrección y de vida escondida.

En la India y en países semitas de la región oriental, el huevo ha representado el germen primitivo, escondido en el agua.

En Egipto, el simbolismo del huevo se asemeja al mito griego de la Caja de Pandora. Se cree que el dios Osiris y su hermano, Tifón, lucharon respectivamente e introdujeron todos los bienes y males del mundo en un huevo. Al romperse el mismo, todos los males se distribuyeron por el planeta.

También en Persia, como en Grecia y Roma, era muy común pintar huevos y comerlos en las fiestas, en honor a la primavera.












ARA MALIKIAN

Violinista libanés de ascendencia armenia afincado en Madrid, España. 
Se inició en el violín muy temprano de la mano de su padre. 
 Su primer concierto lo realizó a los 12 años y, a los 14 años, el director de orquesta Hans Herbert-Jöris le escuchó y consiguió para él una beca del gobierno alemán para cursar estudios en la 
Hochschule für Musik und Theater Hannover. 
Amplió sus estudios en la Guildhall School of Music de Londres, además de recibir lecciones de algunos de los más prestigiosos profesores del mundo como Franco Gulli, Ruggiero Ricci, Ivry Gitlis. 
Ha ganado numerosos concursos de prestigio mundial 
 “Felix Mendelssohn” “Pablo Sarasate” “Niccolo Paganini” “Rodolfo Lipizer” “Juventudes Musicales” “Rameau” “Internacional Artist Guild” “Internacional Music Competition of Japan”. 

 Ara Malikian fue nominado por partida doble como mejor intérprete de música clásica en los Premios de la Música en el 2007, por su grabación del Poema Concertante de Xavier Montsalvatge. 
Colabora con la Fundación Non Profit Music y el compositor madrileño Jorge Grundman en la creación de la orquesta de cámara Non Profit Music Chamber Orchestra, dedicada a difundir la obra de compositores contemporáneos dentro de la llamada Nueva Música Consonante. 

Formó junto a Thomas Potiron, Eduardo Ortega y Gartxot el cuarteto de cuerda Pagagnini, con quienes hace una revisión en clave humorística y teatral de piezas cumbre de la música clásica, 
de autores como Sarasate, Manuel de Falla, Luigi Boccherini ... 

 En el 2011 estrenó varios espectáculos, entre ellos Payo Bach, coproducción de Ara Malikian con José Luis Montón, Las ocho estaciones de Vivaldi y Piazzolla y 
Caprichos para violín con la dirección teatral de Marisol Rozo. 
Malikian es artista exclusivo de la Warner Music
En el 2012 estrenó la obra Los Divinos, coproducción de Ara Malikian y José Manuel Zapata. 

 Es sin duda uno de los más expresivos y brillantes violinistas de su generación. 
Poseedor de un estilo propio, su violín es una voz original y única dentro del panorama musical.

 






lunes, marzo 25

jueves, marzo 21

WORLD POETRY DAY - 21.03.2013







«La poesía es una de las expresiones más puras de la libertad de la lengua. Es un elemento constitutivo de la identidad de los pueblos; encarna la energía creativa de la cultura en su facultad de renovarse sin cesar.»


Mensaje de la Irina Bokova, Directora General de la UNESCO,

con motivo del Día Mundial de la Poesía, 21 de marzo de 2013





"...La poesía es como el viento,
o como el fuego, o como el mar.
Hace vibrar árboles, ropas,
abrasa espigas, hojas secas,
acuna en su oleaje
los objetos que duermen en la playa..."
José Hierro
(España, 1922 - 2002)




Busca un@ poeta y disfruta de sus más conocidos versos


Poesía

http://www.poesi.as/index02.htm











Entrada destacada

Escritura Emocional, la escritura que cambiará tu vida

¿En ocasiones desearías que tu vida fuera más fácil y disponer de herramientas para hacerlo real? ¿Sientes que eres de esas persona...